¿Qué esperar de la cumbre de la OTAN en Bruselas?

La cumbre de la OTAN se celebrará en Bruselas del 11 al 12 de julio. Sin embargo, los miembros europeos de la alianza no esperan mucho este evento. La razón radica en una persona… el presidente estadounidense Donald Trump. Y ahora, según algunos observadores del ‘The New York Times’, los líderes europeos tratan de adivinar en qué estado de ánimo el jefe de la Casa Blanca llegue a la capital de Bélgica.
“Nadie sabe en qué estado de ánimo llegará: agresivo, o insultado a los aliados por los gastos inadecuados en la defensa, o como un fanfarrón, quien hace gala del reciente aumento de los gastos”, destaca el periodista Steven Erlanger.

Los aliados europeos están preocupados mucho por enfrentarse con este Trump que fue en la cumbre del G-7 en junio. Los presentes le caracterizaron como enojado, burlón y rudo, especialmente en relación con Justin Trudeau y Angela Merkel. Según las palabras del ex embajador de la OTAN, Nicholas Burns, “el asunto importante será la disuasión de Rusia por las fuerzas de la alianza en Europa Oriental, pero Trump pueda estropear todo por Putin”. Si Trump llega a mejorar las relaciones con Rusia y en fin, no entiende, lo que Moscú haga en cambio, esto causará confusión en la alianza del Atlántico Norte.

Según el presidente del Instituto Internacional de Investigaciones Estratégicas, François Heisbourg, Trump puede actuar instintivamente, tratando de concertar un negocio bilateral con Putin y sacrificar los intereses de la OTAN. Puede eliminar las sanciones impuestas por Crimea, cancelar las maniobras o retirar las tropas estadounidenses de los países bálticos. Lo vimos con Kim Jong-un.

Es posible que Donald Trump pueda aumentar los gastos en defensa común a los aliados estadounidenses de la OTAN, que no cumplen esa condición, hasta 2 % del PIB. Según ‘Defense News’, Trump ya ha enviado cartas a algunos de sus aliados de la OTAN en las que se quejaba de que no hayan contribuido lo suficiente a la Alianza Atlántica. Además, el líder estadounidense ha advirtido que este problema será un tema clave en la cumbre en Bruselas.

El único documento a este respecto se publicó en el periódico más importante de Noruega, VG, en el que fue publicada una carta enviada el 19 de junio a la primera ministra de Noruega Erna Solberg. Sin embargo, hay una información que algunos estados miembros de la OTAN han recibido cartas similares , y la revista Foreign Policy lo confirmó.

La carta noruega dice:
Noruega, sin embargo, sigue siendo el único país participante que comparte una frontera con Rusia, que carece de un plan creíble para gastar el 2% del PIB en las necesidades de defensa común. Entiendo la presión política interna ya que yo mismo he gastado un capital político considerable para aumentar nuestros gastos de defensa. Sin embargo, es cada vez más difícil explicar a los ciudadanos estadounidenses por qué algunos países siguen incumpliendo nuestros compromisos comunes de seguridad colectiva.

De hecho, también hay una versión opuesta. Es que el éxito de este foro es necesario para todos. Y la parte estadounidense puede hacer ciertos esfuerzos para suavizar la impresión negativa de la reunión anterior del G7, en la que los Estados Unidos se enfrentaron con sus aliados europeos y Canadá.

En cualquier caso, la próxima cumbre de la alianza del Atlántico Norte promete convertirse en uno de los más interesantes e impredecibles en los últimos años. Y los Estados Unidos desempeñarán un papel fundamental.

Sin embargo, en las realidades del mundo actual, esto no garantiza el fortalecimiento de la seguridad europea…

Merkel juega bajo las reglas de Trump

La canciller alemana Angela Merkel se comprometió a aumentar su gasto militar en la OTAN. Las causas principales son los “drásticos acontecimientos” que suponen, por ejemplo, la anexión rusa de la península de Crimea en 2014 y el conflicto en la parte oriental de Ucrania.
“Eso significa que nos volvemos a concentrar más en la defensa de la alianza y tomamos para ello las medidas correspondientes, por ejemplo, también con la presencia en los estados del centro y este de Europa”, dijo.
Pero pienso que esa decisión no se adoptó tras la situación en Ucrania que no ha cambiado en varios años. Previamente, el presidente estadounidense Donald Trump había criticado a Alemania y al resto de los miembros de la OTAN por no aportar más financión económica a la organización internacional y pidió que se aumentara el presupuesto militar de la OTAN.
Y unos días más tarde, la canciller alemana afirmó que su país debería elevar sus gastos militares hasta el 2% del PIB (Producto Interior Bruto) para mostrar a los aliados de la OTAN que Alemania sigue siendo un país fiable. Y sobre todo, tiene que demostrárselo a los Estados Unidos.
Y aunque en su discurso ante los oficiales de la Bundeswehr, Merkel ha vuelto a criticar la decisión unilateral de los Estados Unidos de abandonar el acuerdo nuclear iraní, sin embargo, vemos que Angela Merkel sigue dependiendo del apoyo militar de los EEUU y actúa en todo momento de acuerdo con los planes del líder estadounidense.
Espero que Trump no continúe controlando Europa, imponiendo su punto de vista y voluntad a sus aliados.

Rama de olivo: cómo los EEUU traicionaron a sus aliados, los Kurdos

El 21 de enero el presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha declarado sobre el inicio de una intervención militar en Siria, dirigida contra las Unidades de Protección Popular (YPG en kurdo) y Unidades Femeninas de Protección (YPJ en kurdo), y que forman parte del bloque de las Fuerzas Democráticas Sirias y del Partido de Unión Democrática en la ciudad siria de Afrín. Esta operación militar se denomina Rama de olivo.
El gobierno turco ha decidido hacerlo después de las declaraciones de EE.UU. de la intención de crear un ejército fronterizo de 30 mil Kurdos sirios, que están fuera del control del gobierno sirio y que van a controlar a los territorios en el norte de Siria. Esa declaración infundió confianza a los Kurdos. Y incluso la refutación de esa información no ha generado una preocupación. Pues, el ejército kurdo siempre ha recibido una asistencia militar y de otro tipo de EE.UU. y fue un aliado principal de los estadounidenses en la región. Y así, a pesar de las declaraciones tan contradictorias, continuaron confiando en sus aliados transatlánticos.
Al mismo tiempo, los Kurdos debían asegurar cómo los americanos mantienen sus palabras pero parece que tengan que recibir más golpes para ocupar una posición correcta en ese conflicto. Además el ejemplo del Kurdistán iraquí, que recientemente ha sido una región próspera y ahora ha perdido sus territorios y una parte significativa del potencial económico, parece que no les ha enseñado nada.
El Pentágono no se preocupa por los intereses de los Kurdos. Persigue solo sus propios intereses en Siria. Y los Kurdos de Afrín no reciban ninguna asistencia de los EE.UU. En la situación actual, resulta que las declaraciones de EE.UU. sobre el ejército fronterizo provocó que Ankara comenzara la operación militar contra los kurdos. Tal vez, esto fue planeado y los Kurdos ya no necesitan a Washington.
Otro aspecto muy importante es que Estados Unidos y Turquía son miembros de la OTAN, es decir, un bloque militar; y que Turquía tiene un ejército que constituye el segundo mayor contingente de los esfuerzos de la OTAN. Por lo tanto, Estados Unidos no tienen razón para pelear por los Kurdos con su fuerte aliado en el bloque.
Rusia, que ha garantizado siempre la seguridad de los Kurdos y llevado a cabo las operaciones conjuntas con ellos contra el EIIL, también podría dejar de Ankara, pero no lo hizo. Los Kurdos reaccionaron extremadamente negativamente a tales acciones, declarando la traición de Moscú. Puede ser que el permiso para construir el segundo hilo del proyecto Turkish Stream (un gasoducto que atraviesa el mar Negro), que fue recibido por Gazprom el 19 de enero, también lo motiva. ¿Quizás, los Kurdos se hayan convertido en una moneda de cambio en el acuerdo de gas entre Rusia y Turquía?
Creo que durante esta operación militar, los kurdos finalmente podrán ver si estarán protegidos por asesores militares de los EE. UU. y si tienen una excusa para quedarse en la coalición pro estadounidense. Permítanme recordarles que ya escribí en mi artículo sobre la inseguridad de los estadounidenses hacia sus aliados. Como ejemplo, un incidente en la base aérea en Lituania.
No se puede olvidar que los Kurdos puedan construir una defensa efectiva, que sea muy difícil superar. Así fue, por ejemplo, durante una operación cerca de la ciudad de Tell Rifaat en octubre de 2016: allí el asalto de las tropas turcas y las milicias aliadas han fracasado. Además, los Kurdos en Afrín tienen 10 mil combatientes. Y es imposible hacer rendirse de los grupos tan grandes, y no ha habido tales precedentes durante todo el tiempo de la guerra civil en Siria.