«Una Europa que hay que cambiar»: Berlusconi vuelve al ruedo político

El 17 de enero el señor Berlusconi, el ex primer ministro de Italia, el líder de “Forza Italia”, declaró sobre su regreso a la política, en concreto, anunció su candidatura a las elecciones europeas de mayo.
Estas elecciones serán muy interesantes, ya que Europa sufre la peor crisis (los “chalecos amarillos”, “Brexit”, la dimisión de Merkel del líder del partido gobernante en Alemania, la presidencia de Rumania en la UE, el crecimiento de los ultraderechas y nacionalistas). Además, los populistas intentan de reemplazar a los principales pretendientes a este puesto. La participación del veterano de la política italiana, Silvio Berlusconi, quien fue cuatro veces primer ministro de Italia, atribuye un interés especial a las europeas. No hay que olvidar que el político experimentado se hizo famoso por la vida amorosa y numerosas escándalos y procedimientos judiciales.
Hay que tener en cuenta, que el señor Berlusconi, de 82 años, se vio obligado a retirarse por razones de una serie de los escándalos sexuales y de corrupción. De acuerdo con unos datos, se abrió los 60 procedimientos penales contra él bajo sospecha de fraude, soborno, corrupción, financiación ilícita de su partido…
Cómo ya sabéis, en noviembre de 2011, el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi se vio obligado a dimitir por mantener las relaciones sexuales con la joven marroquí, menor de edad, Karima el Mahroug, «Ruby Robacorazones». En 2013 el Tribunal Supremo le condenó a Berlusconi a cuatro años de prisión y cinco de inhabilitación para cargos públicos hasta 2019 por la compraventa de derechos de películas en el llamado “caso Mediaset”.
Aparentemente, esta larga pausa en su carrera, le dio a Berlusconi mucha energía y fuerza para volverse a la política y sacudir Europa.
“Decidí presentarme a las europeas para llevar mi voz de una Europa que debe ser cambiada, estar unida y con una defensa unida”, declaró en su Twitter.
Y aunque las encuestas de la opinión pública se muestran un índice de popularidad del político italiano más bajo que antes, Berlusconi cree que su gran experiencia permita volverse al centro de la política europea e italiana.
“Lo hago por responsabilidad. A la bella edad que tengo, he decidido candidatearme por responsabilidad, porque a Europa le falta un pensamiento profundo sobre el futuro del mundo”, declaró en la isla de Cerdeña, donde participó de la campaña electoral de los candidatos de Forza Italia en las elecciones regionales de fines de enero. Y respecto a Italia agregó: “Hay necesidad de cambiar este gobierno donde una parte está representada por el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) guiado por personas que no tienen ninguna experiencia ni competencia”.
El ex primer ministro no tiene dudas que el futuro de Europa e Italia está vinculado con el centrismo derecho que considera como “una alianza victoriosa”. Según Berlusconi, a los europeos les amenaza el imperio chino, por que sus convicciones y valores son opuestos a los europeos.
Ahora los europeos tendrán que tomar la decisión correcta y tratan de evitar que el político tan corrupto se haga cargo… Creo que Europa necesite los jóvenes políticos ambiciosos, que sean capaces de sacarla de esta prolongada crisis.

Y ¿qué le parece a Ud., si Berlusconi pueda convertirse en el presidente del Parlamento Europeo?

Los “chalecos amarillos”: de las protestas al crimen y los populistas de derecha

Las protestas en Francia continúan atrayendo la atención de todo el mundo. Y parece que nadie esté sorprendido a las explosiones en una panadería en el centro de París el 12 de enero, ya que la situación actual en el país es muy tensa.
Al menos 4 personas (entre ellos hay una ciudadana española) han muerto y casi 50 heridos por una fuerte explosión. Según las autoridades, la causa probable del suceso es una fuga de gas.
No obstante, este incidente no impidió la realización de las protestas de los “chalecos amarillos”. Detenidas 201 personas en la novena protesta del movimiento, que ha sacado a la calle a 84.000 manifestantes. El movimiento protestó por las reformas fiscales del gobierno francés, el aumento de los costos de vida y algunos incluso pidieron la renuncia del presidente francés, Emmanuel Macron. Aquella fuerte movilización tuvo lugar en vísperas del proceso de diálogo nacional que comenzaría el martes, el 15 de enero.
Las fuerzas de seguridad utilizaron gas lacrimógeno para alejar a algunos manifestantes que lanzaban rocas y otros proyectiles contra ellos. La última vez, las manifestaciones también terminaron en peleas con la policía e incluso llevaron al desarrollo del crimen en el país.
Un boxeador se enfrentó con la policía para defender a parte de los manifestantes que estaban siendo reprimidos. Christophe Dettinger, de 37 años, es un ex boxeador profesional de peso pesado conocido en el cuadrilátero como “El gitano de Massy”, una ciudad al sur de París. Fue inmediatamente detenido para ser interrogado y tendrá que responder por sus actos ante la justicia. Asimismo, en las redes sociales expresaron su apoyo al excampeón de boxeo francés, Christophe Dettinger. Más de 8.000 personas habían hecho donaciones por más de 120.000 euros en una campaña para recaudar fondos en línea, cuya vocación declarada era “apoyar a su familia y mostrarle la solidaridad del pueblo de los “chalecos amarillos”, del verdadero pueblo francés”. Pero más tarde, esta web decidió poner fin a esa operación. También se han creado numerosas páginas de Facebook tituladas “Apoyo para Christophe Dettinger”. Es muy extraño, una campaña ha recaudado dinero para apoyar al delincuente que cometió el ataque contra las fuerzas de seguridad… Y ahora el gobierno francés quiere endurecer las penas por vandalismo y manifestaciones no autorizadas.
Además, otros países expresan su apoyo a los “chalecos amarillos”. Por ejemplo, en Roma los populistas de derecha expresaron su apoyo al movimiento “chalecos amarillos” en Francia y criticaron al presidente Emmanuel Macron por gobernar contra su pueblo.
“El gobierno de Emmanuel Macron no está a la altura de las expectativas y algunas políticas implementadas son realmente peligrosas, no solo para los franceses, sino también para Europa”, dijo el viceprimer ministro Luigi Di Maio, líder del Movimiento Cinco Estrellas (M5S).
La líder de la ultraderecha francesa, Marine Le Pen, apoya no solo a los “chalecos amarillos”, sino al gobierno italiano. Anteriormente, ella apoyaba repetidamente a Matteo Salvini, llamando a sus acciones para reducir el número de los inmigrantes como un ejemplo de una política europea. Y ahora, creo, en Europa hay una amenaza de la extensión de los populistas de derecha.
Y no quisiera que este país tan importante de la Unión Europea experimentara una crisis tan grave, que al final podría llevar al crecimiento no solo de la extrema derecha en Europa, sino que al crimen y la violencia en el país.

Rumanía asumió la presidencia de la Unión Europea pese a las diferencias con la Unión Europea

Desde el 1 de enero de 2019, Rumanía, uno de los países más pobres de la UE, asumió a Presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea.
Y ahora muchos temen que esto pueda llevar a una catástrofe. Durante 2 años el país sufría la crisis interna, la Comisión Europea culpaba a Bucarest por corrupción. Después de las elecciones parlamentarias en 2016, una coalición del Partido Socialdemócrata (PSD) y Partido de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE), gobernaba en el país. La coalición promueve la reforma judicial que ha sido criticada por Bruselas. Muchas leyes aprobadas en 2018 debilitan la independencia de la justicia y tienen por objeto evitar el enjuiciamiento penal de los políticos corruptos.
Pero hoy en día la Unión Europea tiene que seguir adelante con los temas siguientes de la agenda europea: la salida de Gran Bretaña de la UE (Brexit), las próximas elecciones al Parlamento Europeo en mayo, el acuerdo sobre el presupuesto europeo para 2021-2027 y la solución de la crisis migratoria. Por eso, la mayoría de los críticos consideran que el gobierno rumano, en realidad, sea incompetente y no esté listo para realizar estas tareas, porque el país tiene muchos problemas internos.
La llegada a la presidencia de uno de los miembros más nuevos de la UE fue duramente criticada por el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, quien había afirmado al diario alemán ‘Die Welt’, que estaba esperando este inevitable cambio sin entusiasmo. Tiene dudas que el gobierno rumano esté técnicamente bien preparado para presidir el Consejo de la UE, y que sea capaz de actuar con prudencia y escuchar a los demás. Además, aseguró que el gobierno de Bucarest aún no había entendido completamente lo que significaba presidir los países de la UE. Juncker considera que el estado actual de la política rumana es tal que el país no puede actuar como una “entidad compacta” en Europa.
Sin embargo, el problema de la integración de los países de los Balcanes se transforme en un obstáculo durante la presidencia de Rumanía. Rumanía tratará de concentrarse en resolver los conflictos regionales en los Balcanes con ayuda de los esfuerzos paneuropeos y en atraer inversiones europeas. La mayoría de los países europeos cree que esto podría incrementar la tensión entre los países occidentales y orientales, ya que el gobierno rumano asegura que este problema es prioritario. Esto me lo recuerdo el tiempo durante la presidencia de Bulgaria en la primera mitad de 2018, donde prestaba mucha atención a los países de los Balcanes, sus necesidades y problemas.
Actualmente, la Unión Europea tiene mucho en qué pensar y no está claro, cómo Rumanía va a afrontar los desafíos que afronta la comunidad europea, teniendo en cuenta la mala situación política en el país y la desconfianza a las acciones futuras del gobierno rumano no solo por parte de los países miembros, sino también del presidente de la Comisión Europea. Todavía no había dicha desconfianza en el país presidente de la UE. De hecho, ha sido destacado por algunos que Rumanía debería abandonar su presidencia en el Consejo de la UE.
¡No importa lo que parezca, pienso, no tenemos que ser tan críticos, y el nuevo presidente de la UE merece una oportunidad!