Venezuela está al borde del colapso: ¿por qué los EE.UU. están tan interesados en este país latinoamericano?

La situación en Venezuela empeora cada día. Y ahora el país está al borde del colapso. Pero la crisis en este país no es un fenómeno reciente. Los adversarios de la Casa Blanca preparaban un escenario de una guerra civil y una intervención ulterior, que estamos viendo, durante la última década. Y por eso, se plantea la cuestión si realmente Venezuela es motivo para la preocupación para los Estados Unidos y por qué.
La causa más principal es económica. Controlar las mayores reservas de petróleo del mundo, segundo en oro y octavo en gas natural. Además, los yacimientos de diamantes se encuentran en el territorio de Venezuela. Bajo el gobierno del heredero del ex presidente venezolano Hugo Chávez las empresas norteamericanas perdían el control sobre la industria petrolera de la República Bolivariana. Y hoy tratan de recuperar por entero sus inversiones iniciales, generando más la inestabilidad política en el país latinoamericano.
No se puede descartar las razones políticas. Washington ha trazado una ruta hacia un golpe de Estado, para lo que en el país fue creado artificialmente un clima de dualidad de poderes después de la proclamación del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela. Por cierto, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, anunció este martes, 2 de abril, el allanamiento de la inmunidad parlamentaria del líder opositor venezolano. Esa decisión da la oportunidad de iniciar un procedimiento penal contra el líder de la oposición y es un paso hacia su posible detención. Además, a fines de marzo el jefe de la Dirección General de Control de Venezuela le prohibió a Juan Guaidó ocupar unos cargos públicos durante 15 años. Pero no se enfada, porque Washington continúa ofreciéndole a Guaidó su fuerte apoyo y trata de destituir al gobierno legítimo de este país latinoamericano.
Así, el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, llamó al inicio de la “Operación Libertad” para el sábado 6 de abril, cuando comenzará una serie de protestas en la calle contra Nicolás Maduro. La operación será apoyada por la Casa Blanca, según reveló un documento publicado en febrero de 2018 por la Agencia de los EE.UU. para el Desarrollo Internacional (Usaid), y que detallaba la creación de redes de pequeños equipos, que funcionarían de una manera muy similar a la que Guaidó describe en su plan para la “Operación Libertad”.
Por consiguiente, la incitación directa externa llevará a la inestabilidad interna del país, se toman medidas para dividir a las fuerzas armadas. Una serie de sanciones contra el sector petrolero y bancario y financiero de Venezuela ha entrado en vigor. Entonces, el gobierno venezolano cree que los cortes de electricidad en el país son el resultado del sabotaje de los Estados Unidos y la oposición. Esto no es casualidad, las centrales eléctricas venezolanas se construyeron por las empresas estadounidenses, todos ellas están conectadas a los sistemas de SCADA, o sistemas de control de nivel superior. En esta situación, realizar un ciberataque no sería difícil para los Estados Unidos.
A primera vista, se puede pensar que todos hablan mal de Washington. Pero el plan del presidente estadounidense Donald Trump de presionar para que Maduro renuncie se ha topado con la propia historia de intervenciones de Washington en toda la región entre 1898 y 1994. Según un estudio de la Universidad de Harvard publicado en 2005, Washington logró su objetivo de cambiar gobiernos en América Latina y el Caribe más de 40 casos. Esto incluye 17 ejemplos de intervención “directa”, es decir, que implicaron el uso de fuerzas militares, agentes de inteligencia o empleados del gobierno de Washington. Por otro lado, 27 episodios de intervención “indirecta” —donde los protagonistas fueron actores locales en cada país con el apoyo de EE.UU. Por ejemplo, el golpe militar en Chile que derrocó al presidente Salvador Allende en 1973. Las pruebas documentales aparecieron años más tarde.
“En casi todos los casos, los funcionarios de EE.UU. citaron intereses de seguridad de EE.UU.” para las intervenciones, señaló el historiador John Coatsworth en el estudio.
Quizás, la situación en Venezuela se use como un campo para satisfacer las ambiciones imperiales de los Estados Unidos, y dado que Donald Trump luchará por su reelección, la política exterior de los EE.UU. es uno de los principales factores de destituir al gobierno de Nicolás Maduro. Esto sucede mediante la aceptación tácita de la sociedad europea, ocupada con sus propios problemas.

La política exterior común ya no existe en la UE …

La Unión Europea deja de ser centro de política mundial, lo que demuestra la crisis venezolana. El 3 de febrero expiró el ultimátum de las potencias europeas, Maduro se negó a convocar nuevas elecciones presidenciales y la Unión Europea no pudo reaccionar ante esta situación. Todos esperaban que la Alta Representante para la Política Exterior, Federica Mogherini anunciara de lograr un consenso sobre Venezuela, pero esto no sucedió. La reacción de Bruselas a la renuncia de Maduro a cumplir con este ultimátum se limitó a confirmar el acuerdo alcanzado en Bucarest: un grupo de contacto entre países europeos y latinoamericanos, con el objetivo de alcanzar en un período de 90 días una salida pacífica y democrática a la crisis en Venezuela mediante la celebración de elecciones presidenciales. El 7 de febrero la primera reunión se llevó a cabo en Montevideo.
Y aunque la mayoría de los países europeos firmó la declaración que buscaba reconocer a Juan Guaidó como mandatario interino, el gobierno de Italia impidió cumplir con la tarea hasta el final. Italia se negó a reconocer a Guaidó y vetó la declaración de la Unión Europea. Grecia apoyó esa decisión. No debería ser una sorpresa para todos. Y todo está claro: en el nuevo gobierno italiano lidera la coalición del Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la ultraderecha Liga, que tiene su visión a los valores europeos básicos. Además, según el viceministro de Relaciones Exteriores, Manlio Di Stefano, tales acciones tienen por finalidad la injerencia en los asuntos internos de otro estado.Venezuela podría terminar como Libia, que se encuentra sumido en una grave crisis política y de seguridad desde la caída del régimen de Muamar Gadafi. “El mayor interés que tenemos es evitar una guerra en Venezuela. El mismo error se cometió en Libia y hoy en día es reconocido por todos. Debemos evitar que suceda lo mismo en Venezuela”, reclamó.
Es comprensible que el comandante Maduro está ideológicamente más cerca al líder del partido de izquierda radical de Grecia, Alexis Tsipras de cualquiera de los líderes de la Unión Europea.
Irlanda tampoco está dispuesta a reconocer a Guaidó como presidente de Venezuela, pero está a favor de celebrar elecciones libres y justas. Bélgica se unió a estos países y se abstuvo de realizar movimientos repentinos, con lo que el ministro de Asuntos Exteriores, Didier Reynders, declaró con cuidado sobre el “apoyo a Juan Guaidó en su misión de organizar nuevas elecciones libres y justas”.
Resulta que la política común europea, escrita en los documentos fundamentales de la Unión Europea, ha dejado de existir mientras los estados miembros tengan el derecho de veto. Las decisiones políticas europeas deben ser tomadas por consenso, pero unos países ahora impiden intensificar la influencia de la UE en la arena mundial. Es decir, a través de la crisis venezolana podemos ver que en la UE no hay un acuerdo entre los miembros de la UE, lo que significa que los países europeos actuarán solos… Como resultado, existe la amenaza del colapso de la Unión Europea. Pero me interesa, si ¿es esta Unión Europea que quisiéramos ver?
La situación en Venezuela incluso llevó a desacuerdos en España. Allí tampoco existe una unidad de opiniones sobre el reconocimiento del líder de la oposición venezolana como presidente del país. Así, el jefe del gobierno, Pedro Sánchez, criticó duramente a los líderes del partido de la oposición, Partido Popular, Pablo Casado, y al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que reaccionaron críticamente a las acciones del gabinete gobernante y no compartieron la posición de Don Pedro. No quisiera que este problema en España condujera a una crisis política, pronto podamos ver en la Unión Europea …

Se repite la historia… ¿Qué le espera a Venezuela?

La situación en Venezuela sigue agravándose cada día. En los últimos años, la vida de venezolanos se caracteriza por el empeoramiento de la situación social y económica. La enorme inflación, la devaluación del bolívar y el desempleo masivo no contribuyen a un mejor nivel de vida en el país. En busca de una vida mejor cientos de miles de venezolanos emigran a los países vecinos, incluso Colombia, que hasta hace poco era aún menos próspera que Venezuela. Se puede decir, la población sobrevive en ese entorno.
Entonces, el 23 de enero en Venezuela se organizaron las manifestaciones públicas a propósito de la conmemoración del 61º aniversario del 23 de enero de 1958, cuando se produjo el derrocamiento del general Marcos Pérez Jiménez, líder del último gobierno militar que tuvo Venezuela. Durante una marcha de protesta, el presidente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela y líder de la oposición, Juan Guaidó, se proclamó “presidente encargado” del país. Inmediatamente después de su anuncio, el jefe de la Casa Blanca reconoció oficialmente al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como “presidente interino” de Venezuela. Esto no es una casualidad. Quizás, sea provechoso para los EE.UU. Es fácil de controlarle y darle sus propios órdenes. Además, Guaidó tiene las relaciones estrechas con el gobierno estadounidense. No hay ningún secreto que en diciembre Guaidó viajó a la consulta en los EE.UU., Brasil y Colombia, y tomó su decisión de proclamarse presidente interino de Venezuela tras una conversación telefónica con el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, quién antes había prometido su reconocimiento por parte de Washington. Juan Guaidó estudiaba en una de las prestigiosas universidades estadounidenses, y su familia ahora vive en Florida.
111111
A su vez, la Unión Europea aumentó la presión contra Venezuela. Los líderes de Alemania, Francia, España y Reino Unido han dado 8 días al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para que convoque “unas elecciones libres y trasparentes”. Los líderes europeos consideran que el Parlamento de Guaidó es uno de los órganos legalmente elegidos en Venezuela. Muchos países de la UE y los EE.UU. llamaron las elecciones presidenciales del 20 de mayo 2018 falsificadas, y condenaron la inauguración de Maduro del 10 de enero. Más tarde, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no descartó una intervención militar de Washington en la crisis política en Venezuela.
Pero al mismo tiempo, no hay que olvidar que el presidente en ejercicio venezolano, Nicolás Maduro, tiene su parte de culpa. Durante su período del gobierno, Maduro llevó a su país a una terrible crisis económica. En la República se observa una enorme carencia de productos básicos, inflación elevada, pobreza y desesperanza, altas tasas de delincuencia, la emigración masiva de la población y las sanciones internacionales. Y esa crisis política, económica y social atribuyó a que el gobierno estadounidense actuara en sus propios intereses, interfiriendo en los asuntos internos de la República.
La historia contemporánea está plagada de ejemplos de la intervención de un estado fuerte o una coalición de estados en los asuntos internos de otro estado. Por lo general, nunca pasó nada bueno. Un ejemplo reciente fue la situación en Ucrania en 2014. En aquel momento también se planteó un ultimátum al actual gobierno, lo que dio lugar al cambio de un régimen totalitario con un toque de oligarquía a otro, al deterioro de las condiciones de vida de la población y al deterioro de la situación económica en el país. Y lo más importante, esto provocó la guerra interminable, a la cual el actual gobierno no puede o no quiere poner fin, y que se utilizará activamente en las próximas elecciones presidenciales.
Sin duda, la situación en Venezuela repita la de Ucrania, quiero decir, la posibilidad de que se libre una guerra civil. Pero no podemos esperar, que un cambio drástico del gobierno mejore la situación política interna. Quiero creer, si eso ocurre, solo pacíficamente: como resultado de las elecciones. Probablemente, el nuevo gobierno atienda principalmente las necesidades de sus patrocinadores, los Estados Unidos…

Francia, el nuevo enfermo de Europa

En los últimos años Varsovia se ha enfrentado con París que critica abiertamente a las reformas judiciales polacas que, según la opinión del gobierno francés, violan los principios fundamentales de la democracia de la Unión Europea.
Hoy en día, Francia atraviesa una grave crisis, y Polonia decidió no dejar pasar esta oportunidad de agudizar más las tensiones entre ambos países y llamó a Francia “the sick man of Europe” (el enfermo de Europa). Lo dijo el ministro de las Relaciones Exteriores de Polonia, Jacek Czaputowicz.
“Francia es el enfermo de Europa, es un lastre para Europa, mientras que Polonia es su punto brillante”, declaró el ministro.
Según su opinión, algo no está bien en Francia. Todo ello confirma el ataque terrorista en Estrasburgo que causó la muerte de cinco personas, así como las protestas de los chalecos amarillos. Al mismo tiempo, la retirada de las reformas estatales por parte del presidente francés, Emmanuel Macron, es algo muy triste.
La crítica de Czaputowicz refleja las largas controversias entre los países desde que en 2015 el partido populista de derecha Ley y Justicia (PiS) llegó al poder en Polonia. Un poco más tarde, Macron criticó las reformas judiciales de Polonia que según la Unión Europea, representan una amenaza para la independencia del poder judicial. Pero incluso antes de que Macron llegara al poder en 2017, las relaciones entre Francia y Polonia fueron tensas. Esto ocurrió en 2016, cuando Polonia decidió romper un contrato con Airbus por la compra de 50 helicópteros Caracal, valorado en unos 3.000 millones de euros.
Aunque Polonia tiene malas relaciones no solo con Francia, sino también con otros países de la UE. En primer lugar, es el problema de la distribución de los inmigrantes. Polonia se niega categóricamente a aceptar a los inmigrantes, allegando las amenazas terroristas.
En segundo lugar, no se puede olvidar el conflicto de Polonia con Alemania, cuando el gobierno polaco reclamó reparaciones a Alemania por la Segunda Guerra Mundial.
Sin embargo, durante mucho tiempo Polonia ha violado los principios de la solidaridad europea. En 2003 apoyaba la operación militar de los Estados Unidos en Irak. Aunque todavía el gobierno polaco sigue orientándose más a Washington, que a Bruselas. Y la reciente visita de Donald Trump a la capital de Polonia confirmó las relaciones especiales entre estos países.

Además, Polonia es uno de los mayores receptores de subsidios europeos, cuyo crecimiento económico se debe en gran parte a la asistencia económica de la UE durante muchos años. Pero al mismo tiempo, Varsovia trata de perseguir su propia política interna e incluso extranjera, que va a menudo en contra de la opinión de Bruselas.
Por lo tanto, no me gustaría que la UE estuviera al borde de la guerra a causa de ese país desagradecido…

Does Germany really need Spain?

It would be interesting to know, what to expect from a new agreement between Germany and Spain, and for what reason Merkel tries to establish a closer relationship with Sánchez?
Generally speaking, the Prime Minister of Spain was the first who concluded a bilateral agreement with Germany on taking back illegal refugees. And now, anyone who has already applied for asylum in Spain, but later arrives at the German border, can be sent back there within 48 hours.
Perhaps, this is due to the fact that Spain is one of the few EU countries where none of the populist parties is a part of the government. It makes Spain an important ally of Germany.
Or, maybe, does Merkel think that if Madrid supported her on the migration issue, now Sánchez will do it in all the issues of foreign policy?
In fact, Spanish society and the government showed compassion for migrants and at the same time pointed to the realities of the border countries that have to accept them. I believe, it’s time to call all the EU countries for solidarity, since the resolution of the migration crisis is the main task of the EU in the short term. And although now the Spanish prime minister expressed full support for the migration policy of Merkel, once Madrid will cease to like being the main country hosting migrants…
I consider, the European Union should join forces in resolving the issue of illegal migrants. Let’s see how this problem will be solved in the near future, but an informal summit on the issues of “internal security” and “control of illegal migration” will take place in Salzburg on 20th of September. There will be a strong focus on guarding external borders rather than establishing a quota system for the distribution of refugees within the EU. Furthermore, a possible extension of the Frontex mandate and the ability of the EU countries to cope with consequences of the migration crisis will be discussed.

España sufre la mayor crisis migratoria de la última década

El tema de la inmigración es uno de los principales problemas que preocupa a los líderes europeos, pero, por desgracia, sigue sin resolverse. Y ahora resulta que Bruselas no tiene dinero para detener la inmigración desde África.

Les recuerdo que España recibió el buque Aquarius con más de 600 inmigrantes a bordo, mientras que Italia y Malta se negaron a hacerlo. En general, muchos países de la UE todavía se oponen a aceptar refugiados.

Según algunos fuentes, el jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, ha enviado una carta al jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, solicitando ayuda. Juncker ha dicho que Bruselas no tiene dinero para detener la creciente llegada ilegal de inmigrantes a través del Mediterráneo.

Como consecuencia, el gobierno de España ya reconoce que el país está en “estado de emergencia” debido al aumento del número de los refugiados. Por eso, se puede decir, que España está sufriendo la verdadera crisis migratoria. Entonces, para todo el año 2017 cerca de 22,4 mil migrantes llegaron a España por mar, y en la primera mitad de 2018, ya casi 21 mil personas. Esto significa que el índice no disminuye, y cada vez va en aumento.

Y aunque los líderes europeos plantearon esta cuestión en la cumbre en junio, prometiendo prestar asistencia a España, hasta ahora no vemos ningún intento de resolver la crisis migratoria en Europa. Me gustaría que los estados miembros de la Unión Europea empiecen a seguir el ejemplo de España y tomen todas las medidas necesarias para responder eficazmente a la situación migratoria.

De lo contrario, todo esto puede llevar a aún mayores desacuerdos dentro de la Unión Europea, y la carrera política de aquellos que defienden activamente las fronteras abiertas pueda terminar …

Italy: Soros is involved in the migration crisis of Europe

It is not the first time we hear that it was the US billionaire George Soros is involved in creating a migration crisis in Europe.

And nowadays, this crisis has reached such proportions that the Italian authorities have decided to strengthen external borders to reduce the flow of illegal migrants from Africa to Italy and the EU.
So, the other day the Italian Minister of the Interior, Matteo Salvini, suggested that George Soros was involved in creating migration chaos in Europe, in particular in Italy.

According to him, the US billionaire “supports non-governmental organizations dealing with the delivery of illegal migrants from Libyan territorial waters to Italy, and wants to turn Italy and the rest of Europe into a refugee camp. Because he likes slaves”.

Let me remind you that earlier the Hungarian government also accused the American business magnate of Hungarian origin of the desire to “flood” Europe with refugees.
Unfortunately, the financing of the migration crisis in the EU continues. Today in the countries of Africa there is an extremely unstable situation, and the US billionaire will try to cynically use it as a further impetus to increase the migration flow to the countries of the European Union and Italy, in particular.

By 2050, it is expected that the population of African countries will exceed 2.5 billion, and most of these people will live in slums. That means that the number of refugees in the EU countries will only increase … and if the states do not take radical measures, all these actions of George Soros will only lead to the collapse of the European Union.

 Obviously, the topic of migration is one of the main problems of Europe, and apparently, one of those that is very far from a solution …

Italia: Soros está detrás de la crisis de los inmigrantes en Europa

No es la primera vez que apunta al millonario estadounidense George Soros como el culpable de crear el caos migratorio en toda Europa.

Y hoy en día, esta crisis está alcanzando tales proporciones que el gobierno italiano ha decidido intensificar los controles en las fronteras externas para reducir el flujo de los inmigrantes ilegales de África a Italia y la Unión Europea.

Así, hace unos días, Matteo Salvini, ministro del Interior de Italia, ha expresado a la 7TV una hipótesis que el millonario George Soros está creando el caos en toda Europa, en particular, en Italia. Según sus palabras, multimillonario americano presta su apoyo a las ONGs que patrullan las costas de Libia con sus barcos para recoger inmigrantes a Italia. Además, Soros “quiere convertir Italia y el resto de Europa en un enorme campo de refugiados porque le gustan los esclavos”.

Les recuerdo que el gobierno húngaro también tiene un conflicto abierto con George Soros, al que acusa de querer “inundar” Europa de inmigrantes.

Por desgracia, la financiación de la crisis migratoria en la UE continúa. Hoy, en los países de África la situación es extremadamente inestable, y el multimillonario estadounidense intentará usarlo como un nuevo impulso para aumentar el flujo migratorio a los países de la Unión Europea e Italia, en particular. Se espera que para 2050 la población de África supere los 2.500 millones, y la mayoría de estas personas vivirá en barrios de tugurios. Esto significa que un mayor número de refugiados se volverá a los países de la UE…y si los estados no toman medidas radicales, las acciones de George Soros solo llevarán al colapso de la Unión Europea.

Es evidente que el tema de la inmigración es una de las preocupaciones centrales de los países europeos y uno que está todavía muy lejos de haber sido resuelto.

Why Macron keeps quiet?

The crisis in Italy entered into a new phase after the President Mattarella said that the appointment of Professor of Economics, Paolo Savona, as Minister of Economy and Finance could be a blow to Italy’s public debt. In this regard, one of the largest and most important countries of the European Union remains without government, and the political crisis there is only aggravated.
The Italian crisis is one of the problems that the European Union has already faced: the US withdrawal from the Treaty on the Iranian nuclear program, Brexit, migrants, the complicated relationship between Madrid and Catalonia. The situation for Brussels is getting worse every day. And everyone understands it, except for Ms. Merkel, German politicians and journalists who are playing their game. An article published in “Der Spiegel” by German journalist Jan Fleischhauer who calls the Italians parasites, is another confirmation of it. The Germans and the French do not take Italy seriously for 20-30 years. This is a big mistake.
And now you should turn to the French, who dream and strike to greatness. If Berlin has an opinion on all these situations and does not hesitate to express this opinion, then why does Paris keep silence. After coming to power a year ago, Emmanuel Macron missed many opportunities to become a significant European, or maybe world power. He could mediate in Brexit negotiations, Merkel’s failure in the parliamentary elections opened up new prospects for him, the crisis between Barcelona and Madrid could be the impetus for seeking a balance between sovereignty, democracy and Europe. Now he misses a new chance, which gives him a political crisis in Italy!
Simply monitor the Internet and you will be convinced of the absence of serious statements and actions to overcome these European crises from the French president. As a rule, he acts as a financial inspector, trying to maintain the viability of the ECB system without any drastic changes.
Is it worth reminding that the proposals about transformations in the eurozone, sounded from Macron a year and a half, are now finally buried? Will the current president of France have the power to do something after the final recognition of the failure of his reform of the eurozone? Has he not yet realized that Germany does not respond to his proposals? Can he take the risk of talking one-on-one with Germany, which is still strong enough and confident?
All these questions can be answered only by Emmanuel Macron himself and his deeds!

¿Por qué Macron guarda silencio?

La crisis en Italia ha entrado en una nueva etapa después de que el presidente Mattarella dijera que el nombramiento del profesor de Economía, Paolo Savona, como ministro de Economía y Finanzas podría ser un golpe a la deuda pública de Italia. En este sentido, uno de los países más grandes e importantes de la Unión Europea sigue sin gobierno, y la crisis política allí se agrava.
La crisis italiana es uno de los problemas que la Unión Europea ya se ha enfrentado: la retirada de Estados Unidos del Tratado sobre el programa nuclear iraní, el Brexit, los inmigrantes, las complejas relaciones entre Madrid y Cataluña. La situación en Bruselas solo empeora cada día. Y todos lo entienden, excepto Sra. Merkel, los políticos y periodistas alemanes que están jugando su juego. El artículo publicado en “Der Spiegel” del periodista alemán Jan Fleischhauer, que llama a los italianos “parásitos” es otra prueba de esto. Durante 20 o 30 años los alemanes y los franceses no han tomado en serio a los italianos. Es un grave error.
Así pues, vale la pena dirigirse a los franceses, que durante su larga historia sueñan y luchan por su grandeza. Y si Berlín tiene su opinión sobre todas estas situaciones y no se incomoda de expresarla, París guarda silencio. Hace un año, después de llegar al poder, Emmanuel Macron perdió muchas oportunidades de convertirse en un importante poder europeo, o tal vez el mundial. Podría ser el intermediario en las negociaciones del Brexit, el fracaso de Merkel en las elecciones parlamentarias le abrió nuevas perspectivas, la crisis entre Barcelona y Madrid podría servirle de impulso para buscar un equilibrio entre la soberanía, democracia y Europa. Ahora se está perdiendo nueva oportunidad, la que la crisis política en Italia le da.
Puede Ud. mismo navegar por la web y estará absolutamente convencido de la ausencia de declaraciones y acciones serias para superar estas crisis europeas por parte del presidente francés. En general, actúa como el inspector financiero, tratando de mantener la viabilidad del Banco Central Europeo sin ningún cambio drástico.
¿Tengo que recordarles que las propuestas sobre las transformaciones en la eurozona, que sonaron desde Macron durante un año y medio, ahora están finalmente olvidadas? ¿Encontrará el actual presidente de Francia las fuerzas de hacer algo después del reconocimiento final del fracaso de su reforma de la eurozona? Todavía no se ha dado cuenta de que Alemania no responde a sus propuestas. ¿Puede correr el riesgo de hablar con Alemania cara a cara, que todavía es suficientemente fuerte y confiado?
Solamente Emmanuel Macron y sus acciones puedan responder a todas estas preguntas…