¿Va a cumplir el Reino Unido la decisión de la Corte Internacional de Justicia?

La ONU, la OTAN, la Unión Europea, la OSCE y otras organizaciones… ¿Cuáles de estas organizaciones siguen siendo autorizadas en la arena internacional? ¿Qué opinión es más importante? ¿Cuáles recomendaciones y decisiones siguen siendo vinculantes? En el mundo contemporáneo los jugadores individuales más poderosos establecen las reglas de juego. Y aún la organización más fuerte como la OTAN depende en gran medida de Washington.
¿De qué se trata? Les recuerdo, que hace un mes la Corte Internacional de Justicia sentenció que el Reino Unido debía dejar de administrar Chagos, un archipiélago británico, y devolver a la República de Mauricio. Por consiguiente, la justicia histórica debe ser restablecida. Cabe destacar, que el archipiélago de Chagos era parte de la colonia británica de las Islas Mauricio, el Reino Unido retuvo el archipiélago luego de que Mauricio alcanzara su independencia en 1968. Posteriormente, la isla fue arrendada a los Estados Unidos para instalar la base aérea militar Diego García.
Otro tema que llama la atención es que durante la construcción de la base militar, la población autóctona de Chagos fue obligada a dejar su lugar de origen, en particular, a Seychelles y Mauricio. Más tarde, a ellos se les otorgó indemnización monetaria, pero tienen prohibido regresar a su patria.
Sin embargo, la decisión de la Corte tenía carácter de recomendación y esto será una de las razones principales por las que el Reino Unido no va a apresurarse a cumplirla. Expreso la opinión de que Londres nunca cederá estos territorios a Mauricio, aunque la mayoría de los países, excepto EE.UU., apoyaron la decisión. Los británicos no están acostumbrados a devolver todo lo que fue conquistado o recibido durante las guerras. El archipiélago de Chagos pasó a ser dominio del Reino Unido de Francia después de las guerras napoleónicas. La posición de Washington es clara. Existe el riesgo de perder la base militar que ha servido como punto clave para las campañas de bombardeos en Afganistán e Irak. No creo que eso pase. Los estadounidenses compren el acuerdo de los líderes de Mauricio para conservar su base militar. Y parece que no cueste mucho.
Por cierto, algunos británicos apoyan la decisión de la Corte Internacional de Justicia. Por ejemplo, el líder británico del Partido Laborista comparte la misma opinión. Y esto no es casualidad, ya que ese partido es de oposición. No vamos a olvidar que el Reino Unido tiene ahora un problema muy grave – el Brexit, y tiene muy poco tiempo para resolverlo.
Hoy en día, nada indica que la decisión de la Corte Internacional de Justicia sobre la devolución de las islas de Chagos a Mauricio por parte de Gran Bretaña se implementará. No sé lo que va a pasar…el tiempo dirá.

Venezuela está al borde del colapso: ¿por qué los EE.UU. están tan interesados en este país latinoamericano?

La situación en Venezuela empeora cada día. Y ahora el país está al borde del colapso. Pero la crisis en este país no es un fenómeno reciente. Los adversarios de la Casa Blanca preparaban un escenario de una guerra civil y una intervención ulterior, que estamos viendo, durante la última década. Y por eso, se plantea la cuestión si realmente Venezuela es motivo para la preocupación para los Estados Unidos y por qué.
La causa más principal es económica. Controlar las mayores reservas de petróleo del mundo, segundo en oro y octavo en gas natural. Además, los yacimientos de diamantes se encuentran en el territorio de Venezuela. Bajo el gobierno del heredero del ex presidente venezolano Hugo Chávez las empresas norteamericanas perdían el control sobre la industria petrolera de la República Bolivariana. Y hoy tratan de recuperar por entero sus inversiones iniciales, generando más la inestabilidad política en el país latinoamericano.
No se puede descartar las razones políticas. Washington ha trazado una ruta hacia un golpe de Estado, para lo que en el país fue creado artificialmente un clima de dualidad de poderes después de la proclamación del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela. Por cierto, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, anunció este martes, 2 de abril, el allanamiento de la inmunidad parlamentaria del líder opositor venezolano. Esa decisión da la oportunidad de iniciar un procedimiento penal contra el líder de la oposición y es un paso hacia su posible detención. Además, a fines de marzo el jefe de la Dirección General de Control de Venezuela le prohibió a Juan Guaidó ocupar unos cargos públicos durante 15 años. Pero no se enfada, porque Washington continúa ofreciéndole a Guaidó su fuerte apoyo y trata de destituir al gobierno legítimo de este país latinoamericano.
Así, el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, llamó al inicio de la “Operación Libertad” para el sábado 6 de abril, cuando comenzará una serie de protestas en la calle contra Nicolás Maduro. La operación será apoyada por la Casa Blanca, según reveló un documento publicado en febrero de 2018 por la Agencia de los EE.UU. para el Desarrollo Internacional (Usaid), y que detallaba la creación de redes de pequeños equipos, que funcionarían de una manera muy similar a la que Guaidó describe en su plan para la “Operación Libertad”.
Por consiguiente, la incitación directa externa llevará a la inestabilidad interna del país, se toman medidas para dividir a las fuerzas armadas. Una serie de sanciones contra el sector petrolero y bancario y financiero de Venezuela ha entrado en vigor. Entonces, el gobierno venezolano cree que los cortes de electricidad en el país son el resultado del sabotaje de los Estados Unidos y la oposición. Esto no es casualidad, las centrales eléctricas venezolanas se construyeron por las empresas estadounidenses, todos ellas están conectadas a los sistemas de SCADA, o sistemas de control de nivel superior. En esta situación, realizar un ciberataque no sería difícil para los Estados Unidos.
A primera vista, se puede pensar que todos hablan mal de Washington. Pero el plan del presidente estadounidense Donald Trump de presionar para que Maduro renuncie se ha topado con la propia historia de intervenciones de Washington en toda la región entre 1898 y 1994. Según un estudio de la Universidad de Harvard publicado en 2005, Washington logró su objetivo de cambiar gobiernos en América Latina y el Caribe más de 40 casos. Esto incluye 17 ejemplos de intervención “directa”, es decir, que implicaron el uso de fuerzas militares, agentes de inteligencia o empleados del gobierno de Washington. Por otro lado, 27 episodios de intervención “indirecta” —donde los protagonistas fueron actores locales en cada país con el apoyo de EE.UU. Por ejemplo, el golpe militar en Chile que derrocó al presidente Salvador Allende en 1973. Las pruebas documentales aparecieron años más tarde.
“En casi todos los casos, los funcionarios de EE.UU. citaron intereses de seguridad de EE.UU.” para las intervenciones, señaló el historiador John Coatsworth en el estudio.
Quizás, la situación en Venezuela se use como un campo para satisfacer las ambiciones imperiales de los Estados Unidos, y dado que Donald Trump luchará por su reelección, la política exterior de los EE.UU. es uno de los principales factores de destituir al gobierno de Nicolás Maduro. Esto sucede mediante la aceptación tácita de la sociedad europea, ocupada con sus propios problemas.

Se repite la historia… ¿Qué le espera a Venezuela?

La situación en Venezuela sigue agravándose cada día. En los últimos años, la vida de venezolanos se caracteriza por el empeoramiento de la situación social y económica. La enorme inflación, la devaluación del bolívar y el desempleo masivo no contribuyen a un mejor nivel de vida en el país. En busca de una vida mejor cientos de miles de venezolanos emigran a los países vecinos, incluso Colombia, que hasta hace poco era aún menos próspera que Venezuela. Se puede decir, la población sobrevive en ese entorno.
Entonces, el 23 de enero en Venezuela se organizaron las manifestaciones públicas a propósito de la conmemoración del 61º aniversario del 23 de enero de 1958, cuando se produjo el derrocamiento del general Marcos Pérez Jiménez, líder del último gobierno militar que tuvo Venezuela. Durante una marcha de protesta, el presidente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela y líder de la oposición, Juan Guaidó, se proclamó “presidente encargado” del país. Inmediatamente después de su anuncio, el jefe de la Casa Blanca reconoció oficialmente al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como “presidente interino” de Venezuela. Esto no es una casualidad. Quizás, sea provechoso para los EE.UU. Es fácil de controlarle y darle sus propios órdenes. Además, Guaidó tiene las relaciones estrechas con el gobierno estadounidense. No hay ningún secreto que en diciembre Guaidó viajó a la consulta en los EE.UU., Brasil y Colombia, y tomó su decisión de proclamarse presidente interino de Venezuela tras una conversación telefónica con el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, quién antes había prometido su reconocimiento por parte de Washington. Juan Guaidó estudiaba en una de las prestigiosas universidades estadounidenses, y su familia ahora vive en Florida.
111111
A su vez, la Unión Europea aumentó la presión contra Venezuela. Los líderes de Alemania, Francia, España y Reino Unido han dado 8 días al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para que convoque “unas elecciones libres y trasparentes”. Los líderes europeos consideran que el Parlamento de Guaidó es uno de los órganos legalmente elegidos en Venezuela. Muchos países de la UE y los EE.UU. llamaron las elecciones presidenciales del 20 de mayo 2018 falsificadas, y condenaron la inauguración de Maduro del 10 de enero. Más tarde, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no descartó una intervención militar de Washington en la crisis política en Venezuela.
Pero al mismo tiempo, no hay que olvidar que el presidente en ejercicio venezolano, Nicolás Maduro, tiene su parte de culpa. Durante su período del gobierno, Maduro llevó a su país a una terrible crisis económica. En la República se observa una enorme carencia de productos básicos, inflación elevada, pobreza y desesperanza, altas tasas de delincuencia, la emigración masiva de la población y las sanciones internacionales. Y esa crisis política, económica y social atribuyó a que el gobierno estadounidense actuara en sus propios intereses, interfiriendo en los asuntos internos de la República.
La historia contemporánea está plagada de ejemplos de la intervención de un estado fuerte o una coalición de estados en los asuntos internos de otro estado. Por lo general, nunca pasó nada bueno. Un ejemplo reciente fue la situación en Ucrania en 2014. En aquel momento también se planteó un ultimátum al actual gobierno, lo que dio lugar al cambio de un régimen totalitario con un toque de oligarquía a otro, al deterioro de las condiciones de vida de la población y al deterioro de la situación económica en el país. Y lo más importante, esto provocó la guerra interminable, a la cual el actual gobierno no puede o no quiere poner fin, y que se utilizará activamente en las próximas elecciones presidenciales.
Sin duda, la situación en Venezuela repita la de Ucrania, quiero decir, la posibilidad de que se libre una guerra civil. Pero no podemos esperar, que un cambio drástico del gobierno mejore la situación política interna. Quiero creer, si eso ocurre, solo pacíficamente: como resultado de las elecciones. Probablemente, el nuevo gobierno atienda principalmente las necesidades de sus patrocinadores, los Estados Unidos…

Los EEUU se preparan para atacar a Siria

Hoy he encontrado las palabras muy interesantes del Presidente del Estado Plurinacional Bolivia, Evo Morales:
“Trump continúa con su afán bélico contra el pueblo sirio, al enviar el destructor The Sullivans con 56 misiles y el bombardero B-1B con 24 misiles. No sorprenderá al mundo un falso ataque químico, para justificar un nuevo bombardeo a #Siria que lucha por su paz”.
Y hay una razón. Después del desembarco del destructor USS The Sullivans en el golfo Pérsico, el Consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, ha declarado de la disposición de los EEUU a asestar un golpe con misiles contra Siria.
Según esa declaración, los Estados Unidos se están preparando una provocación.
En los proximos dos días se planean realizar un ataque con lanzacohetes contra la localidad de Kafer Zaita, situada a unos seis kilómetros al sur de Hbit.
Todo esto coincide con las preparaciones de Damasco de lanzar una ofensiva para liberar Idlib. Parece, que los terroristas (Frente Al-Nusra) junto con los “Cascos Blancos” habían planificado una agresión química en Idlib. Ellos habían trasladado primero a Yisr al Shugur y luego a Haluz ocho contenedores con cloro.
Resulta que los EEUU buscan desestabilizar drásticamente la situación en el territorio de Siria y pertubar la estable evolución positiva del proceso de paz mediante el apoyo a los terroristas. En este sentido les apoyen el Reino Unido y Francia.
Pues, en abril, EE.UU., el Reino Unido y Francia lanzaron una serie de ataques contra Siria con el mismo pretexto si ocurría un ataque químico.
Por supuesto que todas estas acciones estadounidenses conduzcan a la destrucción de la paz y la estabilidad en todo el mundo.

Un beso es el arma secreto de Trump para desarmar a Juncker

La guerra entre los Estados Unidos y la UE ha terminado ya.

¿Quién se ha derrotado entonces…? Sin duda, todos los adversarios no podrían ganar esta guerra. No cabe duda, el único ganador es los EEUU.

Mientras tanto, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, expresó su satisfacción con los resultados de la reunión en Washington. El principal acuerdo con la Unión Europea para trabajar hacia cero aranceles y modificar la Organización Mundial del Comercio (OMC) es el momento culminante de las combinaciones de Trump.

La situación actual no es espontáneo. En realidad, Europa no es un adversario ni el socio de los EEUU. Puede decir, es un instrumento en las manos del presidente estadounidense. La real guerra comercial fue iniciada por los EEUU contra China.

Desde el principio, Donald Trump tenía 3 objetivos principales de su presidencia:

  1. A impulsar la economía estadounidense,
  2. A reducir déficit comercial nacional,
  3. A restringir el crecimiento económico y geopolítico chino.

Para cumplir todos sus objetivos ambiciosos, se desató la guerra comercial contra Pekín.

“Reducir déficit comercial nacional” es un objetivo fundamental en la campaña electoral de Trump. Les recuerdo que los EEUU tienen gran déficit comercial con China (según los datos en 2017 éste se elevó a cerca de $400 mil millones).

En la mente de D.Trump el proteccionismo es un remedio milagroso para la industria nacional. El jefe de la Casa Blanca está dispuesta a arriesgar las propriedades diplomáticas en beneficio de la economía nacional. Desde luego, los círculos industriales estadounidenses ampliamente apoyaron al presidente estadounidense, Donald Trump. El jefe de los EEUU impuso aranceles de 25% a importaciones chinas valoradas en 200,000 millones de dólares en productos como aluminio, acero, productos químicos y bienes de consumo. Hay que destacar que la administración de Donald Trump ha amenazado con una nueva ronda de aranceles. En respuesta a ello, China anuncia represalias contra aranceles impuestos por la administración de los EEUU que incluyen granos, soja, puerco, productos hortícolas, frutos, vino y etc. La estrategia china es atacar a la agricultura estadounidense.

Para neutralizar los intentos chinos de socavar la agricultura estadounidense, Donald Trump inventó un plan brillante.

En primer lugar,  decidió aumentar los aranceles a las importaciones de la UE a las industrias europeas que dependen del mercado de los EEUU como un automóvil.

En segundo lugar, después de intimidar a los países de la UE, negoció con Jean-Claude Juncker e hizo un gesto de buena voluntad, promitiendo retirar los aranceles.

En tercer lugar, en cambio, Trump exigió a la UE que importara productos agrícolas estadounidenses en grandes cantidades. El acuerdo fue ventajoso para Alemania; pues, protegió los intereses de los fabricantes de automóviles: Audi, BMW, Ford-Werke GmbH, Mercedes-Benz, Volkswagen, etc.

Por otro lado, los términos del acuerdo podrán influir en pérdidas económicas de los principales productores agrícolas europeos. Todo esto llevue a los desacuerdos dentro de la UE.

Resulta, la Casa Blanca engañó una vez a Bruselas…¡¿y qué sigue después?!

¿Cómo terminó realmente la cumbre de la OTAN?

Presidente de los EE.UU. … Trump… Mucha gente le odia, teme, admira, no le comprende. Él es el principal creador de noticias para los importantes medios de comunicación del mundo. Este verdadero hombre de negocios trata de reprimir a los socios menores, pero al mismo tiempo entabla diálogo en pie de igualdad con aquellos que no son débiles o aún más fuerte que él. Su estilo de gobierno no es similar al ninguno de sus predecesores en la Casa Blanca, y por eso se vuelve más interesante.

            Ahora se puede destacar que se preocupa solo por su propia imagen entre los estadounidenses y por el enriquecimiento del tesoro público. Está listo para destruir su propio régimen existente que fue establecido antes de su subida al poder para lograr altos resultados en este asunto. Él es agresivo con los socios europeos. Introduce nuevos aranceles en las importaciones. No le importa lo que digan desde Bruselas, París y Berlin. Simultáneamente, conduce diálogo con el dictador norcoreano, esperando el Premio Nobel de la Paz, y pasa al presidente ruso.

            Otro lugar donde mostró su comportamiento agresivo fue la cumbre de la OTAN. En vísperas de este evento, atacaba a unos socios europeos, enviandoles cartas. En ellas, afirmó la necesidad de aumentar los gastos de defensa al 2 % del PIB. Este mismo tema fue el principal en su discurso. Una vez más Trump declaró que su país no estuvo obligado a pagar por la seguridad de Europa. Con esta presión, intenta justificar las expectativas de sus electores, así como del Congreso, porque una de las promesas preelectorales era forzar a Europa a aumentar los gastos de defensa para poder defenderse.

            Y parecía que los políticos europeos no tenían ninguna respuesta para el presidente estadounidense. Esto solo pareció…Más tarde resultó, los líderes de Dinamarca expresaron su mayor desacuerdo con la demanda de Trump. El primer ministro de este pequeño país, Lars Løkke Rasmussen, dijo que su país no tenía nada qué avergonzarse, especialmente acerca de la asociación de la OTAN, y añadió que no todo se medía en dinero. El primer ministro citó las pérdidas humanas danesas en Iraq y Afganistán, que son comparables a las pérdidas estadounidenses en vista de la proporción de tamaño de ambos países. Los medios de comunicación daneses también informaron que después de esta declaración, Donald Trump le dijo al primer ministro danés que tenía un buen punto de vista.

Resulta que Trump entiende solo la fuerza. Es muy lamentable que los líderes europeos no apoyen este punto de vista de Rasmussen… O ¿es simplemente ahora?

¿Qué esperar de la cumbre de la OTAN en Bruselas?

La cumbre de la OTAN se celebrará en Bruselas del 11 al 12 de julio. Sin embargo, los miembros europeos de la alianza no esperan mucho este evento. La razón radica en una persona… el presidente estadounidense Donald Trump. Y ahora, según algunos observadores del ‘The New York Times’, los líderes europeos tratan de adivinar en qué estado de ánimo el jefe de la Casa Blanca llegue a la capital de Bélgica.
“Nadie sabe en qué estado de ánimo llegará: agresivo, o insultado a los aliados por los gastos inadecuados en la defensa, o como un fanfarrón, quien hace gala del reciente aumento de los gastos”, destaca el periodista Steven Erlanger.

Los aliados europeos están preocupados mucho por enfrentarse con este Trump que fue en la cumbre del G-7 en junio. Los presentes le caracterizaron como enojado, burlón y rudo, especialmente en relación con Justin Trudeau y Angela Merkel. Según las palabras del ex embajador de la OTAN, Nicholas Burns, “el asunto importante será la disuasión de Rusia por las fuerzas de la alianza en Europa Oriental, pero Trump pueda estropear todo por Putin”. Si Trump llega a mejorar las relaciones con Rusia y en fin, no entiende, lo que Moscú haga en cambio, esto causará confusión en la alianza del Atlántico Norte.

Según el presidente del Instituto Internacional de Investigaciones Estratégicas, François Heisbourg, Trump puede actuar instintivamente, tratando de concertar un negocio bilateral con Putin y sacrificar los intereses de la OTAN. Puede eliminar las sanciones impuestas por Crimea, cancelar las maniobras o retirar las tropas estadounidenses de los países bálticos. Lo vimos con Kim Jong-un.

Es posible que Donald Trump pueda aumentar los gastos en defensa común a los aliados estadounidenses de la OTAN, que no cumplen esa condición, hasta 2 % del PIB. Según ‘Defense News’, Trump ya ha enviado cartas a algunos de sus aliados de la OTAN en las que se quejaba de que no hayan contribuido lo suficiente a la Alianza Atlántica. Además, el líder estadounidense ha advirtido que este problema será un tema clave en la cumbre en Bruselas.

El único documento a este respecto se publicó en el periódico más importante de Noruega, VG, en el que fue publicada una carta enviada el 19 de junio a la primera ministra de Noruega Erna Solberg. Sin embargo, hay una información que algunos estados miembros de la OTAN han recibido cartas similares , y la revista Foreign Policy lo confirmó.

La carta noruega dice:
Noruega, sin embargo, sigue siendo el único país participante que comparte una frontera con Rusia, que carece de un plan creíble para gastar el 2% del PIB en las necesidades de defensa común. Entiendo la presión política interna ya que yo mismo he gastado un capital político considerable para aumentar nuestros gastos de defensa. Sin embargo, es cada vez más difícil explicar a los ciudadanos estadounidenses por qué algunos países siguen incumpliendo nuestros compromisos comunes de seguridad colectiva.

De hecho, también hay una versión opuesta. Es que el éxito de este foro es necesario para todos. Y la parte estadounidense puede hacer ciertos esfuerzos para suavizar la impresión negativa de la reunión anterior del G7, en la que los Estados Unidos se enfrentaron con sus aliados europeos y Canadá.

En cualquier caso, la próxima cumbre de la alianza del Atlántico Norte promete convertirse en uno de los más interesantes e impredecibles en los últimos años. Y los Estados Unidos desempeñarán un papel fundamental.

Sin embargo, en las realidades del mundo actual, esto no garantiza el fortalecimiento de la seguridad europea…

Merkel juega bajo las reglas de Trump

La canciller alemana Angela Merkel se comprometió a aumentar su gasto militar en la OTAN. Las causas principales son los “drásticos acontecimientos” que suponen, por ejemplo, la anexión rusa de la península de Crimea en 2014 y el conflicto en la parte oriental de Ucrania.
“Eso significa que nos volvemos a concentrar más en la defensa de la alianza y tomamos para ello las medidas correspondientes, por ejemplo, también con la presencia en los estados del centro y este de Europa”, dijo.
Pero pienso que esa decisión no se adoptó tras la situación en Ucrania que no ha cambiado en varios años. Previamente, el presidente estadounidense Donald Trump había criticado a Alemania y al resto de los miembros de la OTAN por no aportar más financión económica a la organización internacional y pidió que se aumentara el presupuesto militar de la OTAN.
Y unos días más tarde, la canciller alemana afirmó que su país debería elevar sus gastos militares hasta el 2% del PIB (Producto Interior Bruto) para mostrar a los aliados de la OTAN que Alemania sigue siendo un país fiable. Y sobre todo, tiene que demostrárselo a los Estados Unidos.
Y aunque en su discurso ante los oficiales de la Bundeswehr, Merkel ha vuelto a criticar la decisión unilateral de los Estados Unidos de abandonar el acuerdo nuclear iraní, sin embargo, vemos que Angela Merkel sigue dependiendo del apoyo militar de los EEUU y actúa en todo momento de acuerdo con los planes del líder estadounidense.
Espero que Trump no continúe controlando Europa, imponiendo su punto de vista y voluntad a sus aliados.

La situación en Italia como motivo de preocupación en la UE

El 27 de mayo el intento de formar el gobierno de coalición en Italia formado por el populista Movimiento Cinco Estrellas y el partido derechista Liga ha fracasado. El presidente de la República italiana y la coalición no han podido llegar al acuerdo sobre la candidatura del Ministro de Economía y Finanzas. Sergio Mattarella ha anunciado que nunca va a nombrar Ministro de Economía y Finanzas a Sr. Paolo Savona, el euroescéptico furioso y opositor de la participación de Italia en eurozona.
Entonces, ¿quién es Paolo Savona, quien provocó el colapso del nuevo gobierno? – Es el profesor de Economía, trabajaba en el Banco Central y en la Organización de Empleadores en Italia, fue en los Consejos de muchas grandes empresas y bancos. El hombre de 81 años tiene la experiencia política: fue el Ministro de Industria y el Jefe de Departamento de Política Pública. Pero con los años sus opiniones se han vuelto cada vez más estrictos. El candidato para el cargo del Ministro de Finanzas propuesto por los partidos antisistema italianos no es solamente el crítico del euro, sino es el nacionalista convencido y opositor de la política alemana. Los medios de comunicación se publicaron sus opiniones, y en uno de sus trabajos científicos aseguró que la canciller alemana había podido realizarse el plan de Hitler de la hegemonía alemana en Europa por medios pacíficos.
Antes Sr. Mattarella hablaba cada vez sobre la firmeza de los parámetros europeos en el futuro de Italia, y por eso no ha aceptado ver en los cargos públicos a unos hombres que conduzcan el país en otra dirección. Se resulta que la perspectiva de formar el gobierno italiano no es posible debido al posible ministro de 81 años de edad. Y ahora no es sabido quién gane y cómo este problema resuelva. En cualquier caso todo esto beneficia a la unidad de la UE.
Bruselas está vigilando con atención y temor por el proceso de formación del gobierno italiano, porque toda esta situación pueda llevar a la crisis de la eurozona. Les recuerdo que la deuda estatal italiana es 130% del PBI (Grecia es el estado con la segunda deuda pública más grande entre los países de la UE). Sin embargo, Italia ocupa el primer lugar entre los deudores de la UE, ya que es la tercera economía más grande de la zona de euro.
Teniendo en cuenta el Brexit en futuro, un descontento de Polonia y Hungría por la política de migración en la UE, la retirada de Washington del acuerdo nuclear de Irán, la guerra comercial con los Estados Unidos, nuevas sanciones y cuestiones de seguridad energética, la situación actual en Italia causaría muchos problemas en Bruselas. Además, en plena crisis política italiana el 29 de mayo en el artículo de Project Syndicate se publicaron los comentarios de Soros sobre el posible colapso de la Unión Europea. Quizás él mismo ayude creando caos en Italia. Por lo tanto, es muy posible que pronto Roma diga “ciao” a Europa como lo hizo Londres recientemente…

Rosas para el equipo alemán de fútbol

Muy pronto todos seremos testigos de un gran evento deportivo: la Copa Mundial de Fútbol Rusia 2018. Al recordar la Olimpiada en la ciudad rusa de Sochi, no hay dudas que todo ocurrirá con el mayor éxito. Los petrodólares permiten a los rusos hacer un show memorable con un alto nivel de confort para los invitados y participantes. Volviendo a los Juegos Olímpicos en Sochi, cabe recordar que muchos deportistas en las villas olímpicas aprovecharon la oportunidad para curar sus dientes absolutamente gratis. No será peor en la Copa Mundial.
Y ahora nadie se acuerda de que el Campeonato Mundial se celebrará en el país que recientemente se ha anexionado una parte del Estado vecino y ha apoyado activamente a los separatistas. Solo unas pocas publicaciones europeas recuerdan que sus futbolistas jugarán en el país en el que el programa de dopaje fue desarrollado a nivel estatal y cubierto por servicios especiales.
Todo está olvidado. Todo se convierte en historia. Y alguien con una sonrisa recibe un ramo de rosas. ¿Por qué está pasando todo esto? Por mucho que nos opongamos a ello, los intereses financieros y económicos de los países individuales de la UE, que se consideran superiores a los demás, prevalecen sobre los valores democráticos, los compromisos de la Alianza y el apoyo a los necesitados.

Continue reading “Rosas para el equipo alemán de fútbol”