Los EEUU se preparan para atacar a Siria

Hoy he encontrado las palabras muy interesantes del Presidente del Estado Plurinacional Bolivia, Evo Morales:
“Trump continúa con su afán bélico contra el pueblo sirio, al enviar el destructor The Sullivans con 56 misiles y el bombardero B-1B con 24 misiles. No sorprenderá al mundo un falso ataque químico, para justificar un nuevo bombardeo a #Siria que lucha por su paz”.
Y hay una razón. Después del desembarco del destructor USS The Sullivans en el golfo Pérsico, el Consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, ha declarado de la disposición de los EEUU a asestar un golpe con misiles contra Siria.
Según esa declaración, los Estados Unidos se están preparando una provocación.
En los proximos dos días se planean realizar un ataque con lanzacohetes contra la localidad de Kafer Zaita, situada a unos seis kilómetros al sur de Hbit.
Todo esto coincide con las preparaciones de Damasco de lanzar una ofensiva para liberar Idlib. Parece, que los terroristas (Frente Al-Nusra) junto con los “Cascos Blancos” habían planificado una agresión química en Idlib. Ellos habían trasladado primero a Yisr al Shugur y luego a Haluz ocho contenedores con cloro.
Resulta que los EEUU buscan desestabilizar drásticamente la situación en el territorio de Siria y pertubar la estable evolución positiva del proceso de paz mediante el apoyo a los terroristas. En este sentido les apoyen el Reino Unido y Francia.
Pues, en abril, EE.UU., el Reino Unido y Francia lanzaron una serie de ataques contra Siria con el mismo pretexto si ocurría un ataque químico.
Por supuesto que todas estas acciones estadounidenses conduzcan a la destrucción de la paz y la estabilidad en todo el mundo.

¿Es posible un impeachment de Donald Trump?

Los EEUU están conmocionados por las noticias de un impeachment posible del jefe de la Casa Blanca. Y hay una razón. En un mismo día, dos de sus principales exasesores se enfrentan a la justicia por múltiples delitos que sacuden la reputación del presidente estadounidense.
Para empezar diré, las declaraciones del exabogado personal del presidente Donald Trump, Michael Cohen, puso al 45o presidente estadounidense en una posición incómoda. Según los medios de comunicación, Cohen ha alcanzado un acuerdo con los fiscales y se ha declarado culpable de financiación ilegal de la campaña de Trump en 2016. Además, Cohen ha reconocido, “en coordinación con un candidato a cargo federal”, él y el responsible de una empresa de comunicación (David Pecker de la multinacional AMI, propietaria del National Enquirer) compraron el silencio de dos mujeres (la ex modelo de Playboy, Karen McDougal, y la actriz porno, Stephanie Clifford, más conocida como Stormy Daniels, por 150.000 y 130.000 dólares respectivamente) sobre sus encuentros sexuales con Trump para evitar que el escándalo saliera a la luz antes de las elecciones de 2016.
Les recuerdo, que Michael Cohen es culpable de ocho cargos, incluidos cinco de evasión fiscal, un cargo por hacer declaraciones falsas a una institución financiera, un cargo por hacer intencionadamente una contribución corporativa ilegal, un cargo por hacer una contribución de campaña excesiva a petición de un candidato o campaña.
Todos los cargos contra Cohen pueden acarrear hasta 65 años de prisión, pero es probable que reciba una sentencia menor tras revelar todos los secretos de su jefe a los fiscales. Pues, Cohen trabajaba para Trump durante 10 años, fue el vicepresidente de su campaña y el asesor personal. Por todo lo dicho, todo esto pueda ser muy peligroso para el presidente estadounidense.
Las acusaciones de Cohen se hicieron al mismo tiempo que la audiencia del el exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort, ante el Tribunal Federal del Distrito de Virginia Este. Manafort era declarado culpable por ocho delitos entre los que destacan fraude fiscal, fraude bancario, y omisión de declaración de cuentas en el extranjero. La audiencia continuará el 29 de agosto.
Estos dos casos son golpes fuertes para Trump y, por eso, hoy en día se habla mucho de un impeachment posible. Sin embargo, prácticamente no hay ningunas posibilidades de destituir al presidente estadounidense de su cargo, pero no se puede olvidar, que otros hechos indecorosos puedan hacerse públicos en el futuro cercano.
Cómo ya sabéis, el impeachment es el proceso muy reglamentado. Este proceso se inicia en la Cámara de Representantes, que debe aprobar la Comisión Judicial que certifique la veracidad de los delitos cometidos. Tras ello, se necesita la mayoría simple de los 435 congresistas. De ahí, este caso se traslada al Senado, donde hay que contar con el apoyo de dos tercios de los 100 miembros de la Cámara. Si se alcanza esa mayoría, el presidente es destituido sin posible apelación. De lo contrario, el mandatario es absuelto y permanece en el cargo.
Cierto que los eventos de hoy en los EEUU socavan mucho la reputación del presidente estadounidense, pero ahora es muy difícil imaginar el fin del gobierno de Donald Trump, ya que su Partido Republicano controla ambas Cámaras del Congreso.
Y hay que tener en cuenta, que se celebrarán las elecciones de mitad de legislatura del Congreso en noviembre, donde todo puede cambiar…

Un beso es el arma secreto de Trump para desarmar a Juncker

La guerra entre los Estados Unidos y la UE ha terminado ya.

¿Quién se ha derrotado entonces…? Sin duda, todos los adversarios no podrían ganar esta guerra. No cabe duda, el único ganador es los EEUU.

Mientras tanto, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, expresó su satisfacción con los resultados de la reunión en Washington. El principal acuerdo con la Unión Europea para trabajar hacia cero aranceles y modificar la Organización Mundial del Comercio (OMC) es el momento culminante de las combinaciones de Trump.

La situación actual no es espontáneo. En realidad, Europa no es un adversario ni el socio de los EEUU. Puede decir, es un instrumento en las manos del presidente estadounidense. La real guerra comercial fue iniciada por los EEUU contra China.

Desde el principio, Donald Trump tenía 3 objetivos principales de su presidencia:

  1. A impulsar la economía estadounidense,
  2. A reducir déficit comercial nacional,
  3. A restringir el crecimiento económico y geopolítico chino.

Para cumplir todos sus objetivos ambiciosos, se desató la guerra comercial contra Pekín.

“Reducir déficit comercial nacional” es un objetivo fundamental en la campaña electoral de Trump. Les recuerdo que los EEUU tienen gran déficit comercial con China (según los datos en 2017 éste se elevó a cerca de $400 mil millones).

En la mente de D.Trump el proteccionismo es un remedio milagroso para la industria nacional. El jefe de la Casa Blanca está dispuesta a arriesgar las propriedades diplomáticas en beneficio de la economía nacional. Desde luego, los círculos industriales estadounidenses ampliamente apoyaron al presidente estadounidense, Donald Trump. El jefe de los EEUU impuso aranceles de 25% a importaciones chinas valoradas en 200,000 millones de dólares en productos como aluminio, acero, productos químicos y bienes de consumo. Hay que destacar que la administración de Donald Trump ha amenazado con una nueva ronda de aranceles. En respuesta a ello, China anuncia represalias contra aranceles impuestos por la administración de los EEUU que incluyen granos, soja, puerco, productos hortícolas, frutos, vino y etc. La estrategia china es atacar a la agricultura estadounidense.

Para neutralizar los intentos chinos de socavar la agricultura estadounidense, Donald Trump inventó un plan brillante.

En primer lugar,  decidió aumentar los aranceles a las importaciones de la UE a las industrias europeas que dependen del mercado de los EEUU como un automóvil.

En segundo lugar, después de intimidar a los países de la UE, negoció con Jean-Claude Juncker e hizo un gesto de buena voluntad, promitiendo retirar los aranceles.

En tercer lugar, en cambio, Trump exigió a la UE que importara productos agrícolas estadounidenses en grandes cantidades. El acuerdo fue ventajoso para Alemania; pues, protegió los intereses de los fabricantes de automóviles: Audi, BMW, Ford-Werke GmbH, Mercedes-Benz, Volkswagen, etc.

Por otro lado, los términos del acuerdo podrán influir en pérdidas económicas de los principales productores agrícolas europeos. Todo esto llevue a los desacuerdos dentro de la UE.

Resulta, la Casa Blanca engañó una vez a Bruselas…¡¿y qué sigue después?!

Evacúan una ciudad italiana por una bomba estadounidense

Cerca de 11.000 habitantes de la ciudad italiana de Terni fueron llamados este domingo, el 29 de julio, a dejar sus casas de manera voluntaria tras hallar una bomba, informaron las autoridades locales.

Se trata de un artefacto de fabricación estadounidense lanzado desde un avión durante la II Guerra Mundial y pesa unos 250 kilogramos. Fue encontrado el martes en un sitio de construcción cerca de la estación de ferrocarril Cesi, según los medios locales.

El desarme del dispositivo de guerra estuvo a cargo de militares del Regimiento de Pioneros del Sexto Genio. Según el Centro Operativo Municipal (COC), la operación para desactivar la bomba duró algunas horas y comenzaron los trabajos de desvinculación.

Todas las casas en la región de Umbria, fueron evacuadas, así como los edificios en un perímetro de mil 800 metros del lugar donde había sido descubierta la bomba de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Les recuerdo, que en abril una bomba de la Segunda Guerra Mundial también se encontró cerca de la estación central de Berlín. Cerca de 10 mil personas fueron evacuadas para su neutralización.