¿Por qué Macron guarda silencio?

La crisis en Italia ha entrado en una nueva etapa después de que el presidente Mattarella dijera que el nombramiento del profesor de Economía, Paolo Savona, como ministro de Economía y Finanzas podría ser un golpe a la deuda pública de Italia. En este sentido, uno de los países más grandes e importantes de la Unión Europea sigue sin gobierno, y la crisis política allí se agrava.
La crisis italiana es uno de los problemas que la Unión Europea ya se ha enfrentado: la retirada de Estados Unidos del Tratado sobre el programa nuclear iraní, el Brexit, los inmigrantes, las complejas relaciones entre Madrid y Cataluña. La situación en Bruselas solo empeora cada día. Y todos lo entienden, excepto Sra. Merkel, los políticos y periodistas alemanes que están jugando su juego. El artículo publicado en “Der Spiegel” del periodista alemán Jan Fleischhauer, que llama a los italianos “parásitos” es otra prueba de esto. Durante 20 o 30 años los alemanes y los franceses no han tomado en serio a los italianos. Es un grave error.
Así pues, vale la pena dirigirse a los franceses, que durante su larga historia sueñan y luchan por su grandeza. Y si Berlín tiene su opinión sobre todas estas situaciones y no se incomoda de expresarla, París guarda silencio. Hace un año, después de llegar al poder, Emmanuel Macron perdió muchas oportunidades de convertirse en un importante poder europeo, o tal vez el mundial. Podría ser el intermediario en las negociaciones del Brexit, el fracaso de Merkel en las elecciones parlamentarias le abrió nuevas perspectivas, la crisis entre Barcelona y Madrid podría servirle de impulso para buscar un equilibrio entre la soberanía, democracia y Europa. Ahora se está perdiendo nueva oportunidad, la que la crisis política en Italia le da.
Puede Ud. mismo navegar por la web y estará absolutamente convencido de la ausencia de declaraciones y acciones serias para superar estas crisis europeas por parte del presidente francés. En general, actúa como el inspector financiero, tratando de mantener la viabilidad del Banco Central Europeo sin ningún cambio drástico.
¿Tengo que recordarles que las propuestas sobre las transformaciones en la eurozona, que sonaron desde Macron durante un año y medio, ahora están finalmente olvidadas? ¿Encontrará el actual presidente de Francia las fuerzas de hacer algo después del reconocimiento final del fracaso de su reforma de la eurozona? Todavía no se ha dado cuenta de que Alemania no responde a sus propuestas. ¿Puede correr el riesgo de hablar con Alemania cara a cara, que todavía es suficientemente fuerte y confiado?
Solamente Emmanuel Macron y sus acciones puedan responder a todas estas preguntas…

La situación en Italia como motivo de preocupación en la UE

El 27 de mayo el intento de formar el gobierno de coalición en Italia formado por el populista Movimiento Cinco Estrellas y el partido derechista Liga ha fracasado. El presidente de la República italiana y la coalición no han podido llegar al acuerdo sobre la candidatura del Ministro de Economía y Finanzas. Sergio Mattarella ha anunciado que nunca va a nombrar Ministro de Economía y Finanzas a Sr. Paolo Savona, el euroescéptico furioso y opositor de la participación de Italia en eurozona.
Entonces, ¿quién es Paolo Savona, quien provocó el colapso del nuevo gobierno? – Es el profesor de Economía, trabajaba en el Banco Central y en la Organización de Empleadores en Italia, fue en los Consejos de muchas grandes empresas y bancos. El hombre de 81 años tiene la experiencia política: fue el Ministro de Industria y el Jefe de Departamento de Política Pública. Pero con los años sus opiniones se han vuelto cada vez más estrictos. El candidato para el cargo del Ministro de Finanzas propuesto por los partidos antisistema italianos no es solamente el crítico del euro, sino es el nacionalista convencido y opositor de la política alemana. Los medios de comunicación se publicaron sus opiniones, y en uno de sus trabajos científicos aseguró que la canciller alemana había podido realizarse el plan de Hitler de la hegemonía alemana en Europa por medios pacíficos.
Antes Sr. Mattarella hablaba cada vez sobre la firmeza de los parámetros europeos en el futuro de Italia, y por eso no ha aceptado ver en los cargos públicos a unos hombres que conduzcan el país en otra dirección. Se resulta que la perspectiva de formar el gobierno italiano no es posible debido al posible ministro de 81 años de edad. Y ahora no es sabido quién gane y cómo este problema resuelva. En cualquier caso todo esto beneficia a la unidad de la UE.
Bruselas está vigilando con atención y temor por el proceso de formación del gobierno italiano, porque toda esta situación pueda llevar a la crisis de la eurozona. Les recuerdo que la deuda estatal italiana es 130% del PBI (Grecia es el estado con la segunda deuda pública más grande entre los países de la UE). Sin embargo, Italia ocupa el primer lugar entre los deudores de la UE, ya que es la tercera economía más grande de la zona de euro.
Teniendo en cuenta el Brexit en futuro, un descontento de Polonia y Hungría por la política de migración en la UE, la retirada de Washington del acuerdo nuclear de Irán, la guerra comercial con los Estados Unidos, nuevas sanciones y cuestiones de seguridad energética, la situación actual en Italia causaría muchos problemas en Bruselas. Además, en plena crisis política italiana el 29 de mayo en el artículo de Project Syndicate se publicaron los comentarios de Soros sobre el posible colapso de la Unión Europea. Quizás él mismo ayude creando caos en Italia. Por lo tanto, es muy posible que pronto Roma diga “ciao” a Europa como lo hizo Londres recientemente…