¿Un guiño al pasado o nuevo medio de enriquecimiento?

Los días 11 y 12 de octubre de 2018 el presidente de la República Federal de Alemania Frank-Walter Steinmeier se encontraba de visita en Grecia. Su visita coincidió con el 74 aniversario de la liberación del pueblo griego de la ocupación nazi. Según el diario Der Spiegel, Atenas vuelve a reclamar a Berlín €376 millones como compensación por la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Este artículo del diario alemán nos dice que el Parlamento griego examinará este documento a corto plazo. Atenas pretenden alcanzar el reconocimiento de la deuda en la arena internacional. Al mismo tiempo, en los círculos políticos se reconoce que sea muy difícil lograrlo.
Aunque Grecia se une a Polonia, que también presenta reclamaciones financieras a Alemania por la ocupación nazi durante la II Guerra Mundial, y a Estonia y Letonia, que hacen mismas demandas a Rusia como la heredera de la URSS. Originalmente todo lo presenta como la recuperación de la justicia histórica. Pero se puede suponer que el deseo de los países pobres de la UE a recibir estas compensaciones se debe a la situación económica difícil en esos países y unas preocupaciones por la reducción de subvenciones de la UE en el futuro.
En marzo la Unión Europea propuso reducir la financiación de algunos programas de los países de Europa Oriental en el presupuesto para 2021-2027. Según The Financial Times, Polonia recibirá del presupuesto europeo en un 23% menos tras perder casi €20 millones. Estonia y Letonia recibirán en un 24% menos también. Se espera que la UE revisará sus criterios de financiación.
Cabe suponer que esta situación impulsa a Varsovia, Atenas, Tallin y Riga a encontrar fuentes alternativas de financiación de sus presupuestos. Y los gobiernos de estos países consideran que la solución al problema futuro se basa en las demandas de reparaciones. Acciones similares por parte de Polonia y Grecia puedan ser chantaje contra Alemania. Y no hay que olvidar de la fuerza motriz en la Unión Europea, y ¿quién está detrás de esta iniciativa de la reducción de los pagos a los países de la UE?
Tal situación puede llegar a ser otro problema de la comprensión mutua entre los países participantes de la Unión Europea. Y cuanto más cerca el año 2021, el problema de la reducción de la financiación de unos países solamente reforzará las divisiones entre los estados miembros de la Unión Europea de diversos niveles del desarrollo económico.

¿Quién debe recibir a refugiados en Europa?

El número de los refugiados ilegales en países de la UE está creciendo todos los días, pero, por desgracia, el número de estados miembros de la UE que se niegan a recibir a los migrantes está también aumentando. Les recuerdo que el nuevo ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini se negó el desembarco del buque Aquarius con 629 migrantes a bordo, lo que provocó una fuerte reacción de la UE. Afortunadamente, después de dos días España se ofreció a recibir al barco en el puerto de Valencia.
Europa está sufriendo la crisis más grave causado por la migración, y una serie de conflictos armados y los problemas económicos en África y Oriente Medio. Y hasta ahora, uno de los principales problemas sigue sin solución: ¿quién debe salvar y alojar a los migrantes que han sufrido el desastre?
Resulta que, de acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, los capitanes de los buques deben ayudar a las personas en peligro en el mar. Pero lo que debe suceder después de que las personas se salvan, y cómo esto debe resolverse desde un punto de vista legal, no está claramente establecido en este documento. Por lo tanto, ningún país está obligado a dar permiso para desembarcar en sus costas a las personas a bordo de un buque que ha naufragado.
Lo más probable es que la decisión de Salvini dé un nuevo impulso a la reforma del sistema de asilo europeo. Una solución de compromiso podría ser un acuerdo sobre la manera de mostrar su solidaridad con los países a lo largo de las fronteras de la UE, y para compartir sus responsabilidades de Italia, Grecia o Bulgaria. Pero los estados miembros de la UE deben decidir cuándo y cómo lo sucederá. En 2016 la Comisión Europea ya hizo una serie de propuestas, pero hasta ahora ninguno de ellos se lo ha realizado …
Espero que esta vez Europa sea capaz de encontrar un compromiso y unos populistas de derecha llegados al poder en algunos países de la UE no impidan. Después de todo, incluso el primer ministro húngaro, Viktor Orban, que se opone a la adopción de refugiados por parte de Europa, acordó examinar el asunto de apoyo financiero.
Mientras los países de la UE discuten sobre la adopción y distribución de refugiados, los migrantes están cambiando sus rutas habituales. Y recientemente el lugar popular es España. Aquí en los últimos meses ha habido un mayor flujo de inmigrantes que intentan llegar a Europa a través del Mediterráneo. En esta situación, la propuesta del gobierno español de tomar en Valencia a las personas que están a bordo del barco MS Aquarius fue gran gesto. Pero no todos los países intentan seguir el ejemplo de España.
Creo que a todos les preocupa la decisión de las autoridades italianas sobre el barco Aquaris. Dado que claramente van en contra de las normas internacionales y corren el riesgo de crear una situación peligrosa para todos los países. Por lo tanto, es hora de regular las normas para la concesión de asilo y garantizar que todos los países de la UE participen en esto.