Un beso es el arma secreto de Trump para desarmar a Juncker

La guerra entre los Estados Unidos y la UE ha terminado ya.

¿Quién se ha derrotado entonces…? Sin duda, todos los adversarios no podrían ganar esta guerra. No cabe duda, el único ganador es los EEUU.

Mientras tanto, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, expresó su satisfacción con los resultados de la reunión en Washington. El principal acuerdo con la Unión Europea para trabajar hacia cero aranceles y modificar la Organización Mundial del Comercio (OMC) es el momento culminante de las combinaciones de Trump.

La situación actual no es espontáneo. En realidad, Europa no es un adversario ni el socio de los EEUU. Puede decir, es un instrumento en las manos del presidente estadounidense. La real guerra comercial fue iniciada por los EEUU contra China.

Desde el principio, Donald Trump tenía 3 objetivos principales de su presidencia:

  1. A impulsar la economía estadounidense,
  2. A reducir déficit comercial nacional,
  3. A restringir el crecimiento económico y geopolítico chino.

Para cumplir todos sus objetivos ambiciosos, se desató la guerra comercial contra Pekín.

“Reducir déficit comercial nacional” es un objetivo fundamental en la campaña electoral de Trump. Les recuerdo que los EEUU tienen gran déficit comercial con China (según los datos en 2017 éste se elevó a cerca de $400 mil millones).

En la mente de D.Trump el proteccionismo es un remedio milagroso para la industria nacional. El jefe de la Casa Blanca está dispuesta a arriesgar las propriedades diplomáticas en beneficio de la economía nacional. Desde luego, los círculos industriales estadounidenses ampliamente apoyaron al presidente estadounidense, Donald Trump. El jefe de los EEUU impuso aranceles de 25% a importaciones chinas valoradas en 200,000 millones de dólares en productos como aluminio, acero, productos químicos y bienes de consumo. Hay que destacar que la administración de Donald Trump ha amenazado con una nueva ronda de aranceles. En respuesta a ello, China anuncia represalias contra aranceles impuestos por la administración de los EEUU que incluyen granos, soja, puerco, productos hortícolas, frutos, vino y etc. La estrategia china es atacar a la agricultura estadounidense.

Para neutralizar los intentos chinos de socavar la agricultura estadounidense, Donald Trump inventó un plan brillante.

En primer lugar,  decidió aumentar los aranceles a las importaciones de la UE a las industrias europeas que dependen del mercado de los EEUU como un automóvil.

En segundo lugar, después de intimidar a los países de la UE, negoció con Jean-Claude Juncker e hizo un gesto de buena voluntad, promitiendo retirar los aranceles.

En tercer lugar, en cambio, Trump exigió a la UE que importara productos agrícolas estadounidenses en grandes cantidades. El acuerdo fue ventajoso para Alemania; pues, protegió los intereses de los fabricantes de automóviles: Audi, BMW, Ford-Werke GmbH, Mercedes-Benz, Volkswagen, etc.

Por otro lado, los términos del acuerdo podrán influir en pérdidas económicas de los principales productores agrícolas europeos. Todo esto llevue a los desacuerdos dentro de la UE.

Resulta, la Casa Blanca engañó una vez a Bruselas…¡¿y qué sigue después?!

Diputados franceses están en contra la guerra en Siria

Se ha conocido que el 13 de abril una serie de los parlamentarios franceses enviaron una carta al Presidente de Francia Emmanuel Macron. En la carta expresaron su desacuerdo con la participación de las Fuerzas Armadas de Francia el 12 de abril en ataque contra Siria junto con Gran Bretaña y los EE.UU. Los diputados creen que las fuerzas gubernamentales sirias no han presentado unas pruebas del uso de armas químicas. Y consideran que tales acciones ponen en peligro la seguridad nacional.
A continuación transcribo unos extractos de ese documento:
“Su antecesor, el presidente Chirac, ha entrado en la historia como un hombre que dudó de la evidencia del desarrollo de armas de destrucción en masa y se negó a participar en la destrucción de Iraq. Mediante estas acciones ayudó a Francia a eludir la responsabilidad por las catástrofes que siguieron después del ataque: millones de muertos, la desaparición de minorías cristianas e yazidíes, la aparición del EIIL.
La destrucción del estado libio provocó catástrofes similares después de la intervención franco-británica, motivada por información falsa sobre el bombardeo de civiles en Benghasi …
Sr. Presidente, le pedimos proporcionar al Parlamento y a los ciudadanos franceses unas pruebas concluyentes del ataque químico gubernamental que ha supuestamente afectado a unos kilómetros cuadrados.
Si Francia se une a la guerra contra Siria, hay que comprender que Ud. está poniendo nuestro país y nuestras Fuerzas Armadas en peligro.
Los miembros del Parlamento Gérard Bait y Jacques Myard, el ex ministro François Guillaume, el general Dominique Delawarde, el asesor de Asuntos Exteriores Alain Corvez, el ex diputado Nicolas Dhuicq, el diputado Jérôme Lambert y el coronel Jacques Hogard firmaron este documento.
Me pregunto si Macron proporcione una evidencia real o nada puede presentar. ¿Y qué vía elegirá, de Jacques Chirac o Nicolas Sarkozy?
Esta situación confirma que en la sociedad europea, incluso dentro de un país, no existe una opinión común sobre la situación en Siria. Y el deseo de resolver este problema por la fuerza no es típico para todos los países miembros de la UE y la OTAN.

El juicio final está cerca. ¿Quién será el nuevo John Connor?

Hace unos días el mundo estaba al borde de una catástrofe terrible. Los EE.UU., Gran Bretaña y Francia atacaron los objetivos militares en Siria en respuesta a un ataque químico en la ciudad de Duma. En parte, esto se parece al sujeto de las películas ‘Terminator’ y ‘Terminator 2: el juicio final’ del director norteamericano James Cameron. Les recuerdo que los personajes de las películas intentan evitar una futura guerra nuclear en el mundo. Una inteligencia artificial de Skynet sin control, que dirige toda la potencia militar estadounidense, debe iniciar esa guerra al lanzar ataques nucleares contra Rusia que pueda contraatacar con su arma nuclear. Como resultado, 3 mil millones de personas morirán y el juicio final llegará.
Ese juicio final ya casi ha llegado el sábado pasado cuando los misiles estadounidenses, británicos y franceses se han puesto en marcha contra Siria. Estos países actuaron como Skynet. Estoy de acuerdo que ellos no participaron en ataques contra Rusia. Pero en Siria hay muchos militares rusos. Y Putin podría simplemente colocar su Fuerzas Armadas en una de las instalaciones afectadas. Esto les dió la oportunidad a los rusos contraatacar. Entonces, el juicio final sea. Parece que el hombre (el presidente estadounidense Donald Trump) quien mandó atacar no fuera una persona de carne y hueso sino que fuera un robot – terminator T-1000. Es que él puede tomar cualquier apariencia. No se puede explicar nada más el deseo maniático del líder estadounidense a iniciar nueva guerra mundial. The Wall Street Journal ha escrito que Trump consideró la posibilidad de atacar a los objetivos de Irán y Rusia en el territorio sirio.
No hay que pensar que una falta de participación del país en esa campaña militar se conserve la integridad y salve a la población. Los estados que no participan, solo aceptan su destino. A estos países, incluso España, les necesita el momento de convertirse en una especie de John Connor y salvar al mundo de una catástrofe inminente.

Europa se prepara para la guerra

La semana pasada en Bruselas la Comisión Europea presentó un plan de acciones para mejorar la movilidad de tropas y material bélico en el territorio europeo. Se destaca que hoy en día muchos tipos de material bélico no pueden ser transportados en la UE por pesos pesados y tamaños grandes.
Por eso el gobierno de la UE cree que los países europeos deben preocuparse por su movilidad militar y aumento de preparación para el combate para responder a tiempo a las crisis. Por consiguiente, según lo expresado por la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, ‘para la UE, la cooperación es la única manera que tenemos de ser efectivos en el mundo actual’, y ha asegurado que este plan de acción ‘facilitará la prevención de crisis y el despliegue de las misiones militares’.
Ese programa ambicioso me hace pensar que la Unión Europea empiece preparando para las acciones militares posibles en el territorio europeo con el uso de armas convencionales. Y aunque los funcionarios europeos no dicen hasta ahora en qué dirección se prevé desplazamiento de tropas, ya lo he dejado claro que se trata del este. Pese a lo que se dice sobre la construcción de un corredor de transporte hacia Gran Bretaña pienso que la dirección del este de Europa seguirá siendo una prioridad.
Les recuerdo que el teniente general Ben Hodges, comandante de las tropas estadounidenses en Europa, propuso por primera vez establecer un espacio Schengen militar en mayo de 2017 en una conferencia celebrada en Tallin. La idea era asegurar el movimiento libre y rápido del material bélico incluso el material de la OTAN en el territorio de la UE.
Cabe señalar que últimamente la Unión Europea intenta aumentar su capacidad de defensa y ampliar la cooperación con los países europeos. Se debe a que la Organización del Tratado del Atlántico del Norte (OTAN), cuyo papel principal asumen los EE.UU. y Gran Bretaña, causa más críticas por parte de los países de Europa continental. La Unión Europea pretende crear una fuerza unida que sea independiente de los EE. UU. y pueda ser utilizada exclusivamente en interés de los estados europeos. Además, cualquiera que sea la opinión del liderazgo de la Unión Europea, los países europeos no pueden influir en la situación, así como apartarse del rumbo dado por Estados Unidos y Washington…

Guerra comercial: EE.UU & Europa

Hoy en día hay muchas conversaciones sobre una complicación de las relaciones entre la administración de Trump y Europa. No es sorprendente.
Les recuerdo, que el 9 de marzo el líder de la Casa Blanca firmó el decreto que imponía los aranceles del 25% a las importaciones de acero y del 10% para las de aluminio. Se hicieron excepciones para México y Canadá, los socios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Cabe señalar que la decisión de Trump de imponer los aranceles fue el impulso para iniciar una guerra comercial.
La sección 232 de la legislación comercial estadounidense permite adoptar medidas contra importaciones que amenazan a la seguridad nacional. Esa medida se explica por la alta dependencia de los metales extranjeros y la reducción de la producción nacional y capacidades. El secretario de Comercio norteamericano, Wilbur Ross, ha destacado que desde 1998 un gran número de las plantas de acero y aluminio se habían cerrado, más de 75 mil de puestos de trabajo se habían perdido.
Dado que las acciones de los EE.UU. se hicieron muy dolorosas para la UE, Bruselas respondió de inmediato a los planes de Washington. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, declaró que si los EE.UU. no renunciaron a sus intenciones, la UE imponía sus aranceles a acero, borbón, vaqueros y mantequilla de maní.
No está claro cómo esto termine y cuánto tiempo vayan a intercambiar los aranceles, pero las consecuencias de la guerra comercial pueden ser desastrosas. Si los EE.UU. salen del TLCAN y anuncian nuevas tarifas a las importaciones de China, Corea del Norte y Taiwán, el crecimiento del PIB mundial disminuirá a 2.5% en 2018 en vez del básico 3.2%.
Sin embargo, el presidente estadounidense cree que su país pueda ganar fácilmente esa guerra comercial. La UE para los EE.UU. no es el principal socio económico, ni siquiera es uno de los tres principales importadores de Estados Unidos (China, México y Canadá). Pero para la UE los EE.UU. son uno de los principales socios comerciales para las exportaciones e importaciones. Además, los EE.UU. son uno de los mercados más importantes para la UE. Y si se permite limitar impunemente ese mercado en futuro, para los europeos eso podría terminar con una crisis económica.
De hecho, el resultado de esta lucha no es tan obvio. La historia de tales guerras comerciales muestra que un país que tiene primeramente las posiciones más fuertes, en el final pueda perder. Pienso que nadie gane esa guerra comercial causada por el aumento mutuo de tarifas. Y después de todo, si nos miramos a todo lo ocurrido ampliamente podemos notar que no es sólo el conflicto de los intereses entre los 2 países, sino una lucha de los proteccionistas y los globalistas que dura más de un año.

#Cataluña vs. #España: ¿Habrá #guerra o no?

¡Buenas tardes, queridos lectores! ¡Por fin el tan esperado momento de la verdad llega! Ambas partes hicieron realidad el sueño: Cataluña declaró la independencia y España aplicó el artículo 155 de la Constitución. Y les contaré más sobre lo que sucedió este fin de semana después de la proclamación de la independencia y sus posibles consecuencias.
Entonces, este viernes 27 de octubre, el Parlamento catalán aprobó una resolución que proclamaba la independencia de la Comunidad Autónoma. En respuesta, tras la reunión del gabinete, el primer ministro español, Mariano Rajoy, anunció la disolución del Parlamento catalán y propuso elecciones anticipadas en diciembre. El mismo día, las autoridades españolas eliminaron a Puigdemont del cargo de jefe de Cataluña y disolvieron el gobierno local y el parlamento. El cargo del jefe de la región fue nombrado la viceprimer ministro de España, Soraya Sáenz de Santamaría. La policía de Cataluña estaba encabezada por el Comisario Ferran López. Sólo hay que notar, que ellos no se dan prisa para ir en Barcelona, ya que España no sabe cómo va a retirar físicamente Parlamento de la Administración … ¡¿Y si se lo ayuda o solamente puede agravar la situación?!
Quiero recordarles los resultados de la votación de la Asamblea Catalán Nacional (el Parlamento de la región), que ha votado a favor de la separación de España y la formación de una República independiente: 70 votos “para”, 10 “en contra” y dos abstenciones. El encuentro finalizó con la ejecución del himno catalán y un llamado a los ciudadanos para que se reúnan cerca del edificio del Parlamento en el centro de Barcelona “para la protección de la República”.
Y el Senado de España, a su vez, aprobó el artículo 155 de la Constitución que priva a las autoridades regionales del poder: 214 votos “a favor”, 47 “en contra”, un senador se abstuvo.
Pero quiero señalar el hecho de que todos los líderes mundiales se pusieron del lado de Madrid y le expresaron su apoyo.
Por otra parte, los EE.UU. y la UE no sólo estaban de acuerdo con Madrid, en realidad piden a reaccionar rápidamente con el “problema catalán”: “Cataluña – es una parte integral de España y los Estados Unidos apoya las medidas constitucionales del gobierno español para preservar la España fuerte y unido “.
Pero el jefe del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, está seguro de que nadie en la Unión Europea reconoce la declaración de independencia del Parlamento catalán que viola la constitución española y el marco legislativo de la UE.
Además, el habla amortiguado retirado de su cargo como jefe del gobierno catalán Carles Puchdemonta no es impulsador de confianza para los partidarios de la independencia: él llamó a una “resistencia democrática”. Pero qué es y cómo se verá esta resistencia en la realidad, no ha explicado. Su vicepresidente, Oriol Junqueras, admitió en un artículo del periódico local que en un futuro muy cercano el gobierno catalán anunciará sus decisiones, que no entenderán todos.
¿Pero asustó esto a los catalanes? Lo más interesante es no. A pesar de que esto es, por decirlo suavemente, destruye las perspectivas más brillantes, que ellos mismos han elaborado más recientemente – la doble nacionalidad española-catalán para los catalanes, la entrada de Cataluña a la UE y la OTAN, etc. A pesar de todo esto, ellos están bastante decididos – las banderas españolas cayeron ya al suelo.
Además, Madrid decidió utilizar el fin de semana para movilizar a sus seguidores, por lo que, en Barcelona, ​​al menos 1 millón de personas participaron en la acción contra la independencia de Cataluña. Los participantes corearon consignas “¡Viva España!”, “¡Viva Rey!” Y pidieron enviar Puigdemont y otros miembros del gobierno a la cárcel.
Creo que en los próximos días, los líderes del movimiento de independencia deben definir su estrategia: aceptar las condiciones del Madrid y otra vez pasar a través de la votación, o seguir el camino de la organización de la campaña de desobediencia civil para boicotear las elecciones, e incluso frustrar su celebración. La segunda forma amenaza a España con un conflicto prolongado civil y puede llevar a la guerra civil. Bueno, ¡espero que eso no llegue a esto!