Hace falta recordar de la comunidad LGBT no sólo en días de fiesta

El 17 de mayo se celebró el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, jornada creada en 2004 para crear conciencia sobre la violencia y discriminación de las que son víctimas, las personas de la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales, trans).
Se escogió este día para que coincida con la fecha en que la Organización Mundial de la Salud (OMS) retiró a la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales, en 1990.
Cabe señalar que hoy la situación de la comunidad LGBT es mucho mejor que en 1990, e incluso hace 10 años. En muchos países estas personas se han integrado en la sociedad con éxito, pueden casarse y adoptar niños. En su mayoría, las personas con orientación tradicional se tratan con tolerancia a ellas. En el mundo actual no hay otra manera.
Sin embargo, hoy en día las personas LGBT sufren incomprensión, violencia y humillación. Esto sucede a pesar de la presencia de organizaciones que protegen los derechos de las minorías sexuales en la mayoría de los países europeos. Por ejemplo, según un informe de la organización SOS Homophobia, en 2018 en Francia el número de ataques contra lesbianas, gays, bisexuales y transexuales aumentó a 231 casos, un 66 % más que en 2017. Los hombres son atacados mucho más que las mujeres. A menudo esto sucede por parte de la población no indígena francesa, que no siempre está dispuesta a aceptar esas normas que están presentes en la sociedad europea moderna. En parte, esta situación se ve agravada por un aumento constante en el número de refugiados de África y Oriente Medio. Pero me gustaría señalar que en Alemania, que es el objetivo clave de llegar a Europa para la mayoría de los inmigrantes, el problema de las relaciones entre estos grupos de personas está bajo el control.
Anteriormente, he escrito que la comunidad LGBT tiene problemas en países como Polonia y Hungría, que aún tienen restos del pasado socialista. En 2007, el ex Ministro de Educación de la República de Polonia promovió una ley que prohibía a los maestros de orientación sexual no tradicional trabajar en escuelas. Curiosamente, la Iglesia católica polaca complica la integración de personas LGBT en la sociedad polaca. Muchos obispos enfatizan que Dios creó al hombre y a la mujer para que se volvieran “un solo cuerpo”. Los creó, por tanto, sexualmente diferenciados destinándolos el uno para el otro. Cualquier visión alternativa de la naturaleza humana es ajena a la civilización europea. Según la clasificación de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex, Polonia ocupa el 38º lugar entre los 49. En Hungría, los desfiles de homosexuales a menudo son atacados por los nacionalistas. Todo esto muestra indirectamente una fuerte conexión con el pasado en algunos momentos. En Rusia, la situación en torno a la comunidad LGBT es muy difícil con pocas perspectivas de progreso. Pero también hay buenas noticias para Polonia: el primer político abiertamente homosexual, Robert Bedron, fundó el partido conservador y liberal “Primavera”.
Además, estos países tienen organizaciones que protegen los derechos de la comunidad LGBT. En Polonia, este es Kampania Przeciw Homofobii, en Hungría – Háttér Society, y otros. La presencia de tales organizaciones da esperanza de que los derechos de la comunidad LGBT se respeten en toda Europa como debería ser en una sociedad civilizada moderna.

Hungría y Polonia, contra los derechos LGTB

La homosexualidad sigue siendo visto como un tema sensible, incluso en el mundo occidental. Y hace poco este problema desató una tormenta en la Unión Europea.
Por ejemplo, el jueves, 6 de diciembre, en Bruselas los gobiernos de Hungría y Polonia han impedido la aprobación de la declaración de los derechos de los homosexuales. Al mismo tiempo, otros 19 países (Alemania, Bélgica, Chipre, Dinamarca, Eslovenia, Estonia, España, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Portugal, Reino Unido, la República Checa, Suecia y Malta) firmaron esta declaración en la que se pide a la Comisión Europea que no dude a la hora de promover políticas efectivas de igualdad en esta materia.
Este texto instó a la creación de un entorno seguro en Internet para las personas LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) y otras minorías.
La inclusión y la igualdad de LGTB son valores fundamentales de la Unión Europea. Y en la sociedad europea hay que ser tolerante a esta gente. En cualquier caso, esas personas tienen derecho a existir y derecho a su opinión individual. No debemos discriminar a las personas por ningún motivo, incluido la orientación sexual.
Pero Varsovia y Budapest no nos dan hacerlo y además, nos vuelven al pasado, donde los gays eran enemigos y fueron golpeados en los campos de concentración (en algunos países, como China, Albania, Bulgaria, Hungría, la Unión Soviética y Kazajstán). Asimismo, los homosexuales fueron ejecutados en aquellos tiempos.
Espero, que Polonia y Hungría no quieran repetirlo. Recordemos, no es el primer intento de estos países a hacer una protesta.
En 2009 Hungría fue uno de los primeros países del Este en reconocer derechos a las parejas del mismo sexo. Pero mucho ha cambiado en los últimos años. En las últimas elecciones, el partido Fidesz (Partido Popular Europeo) revalidó su aplastante mayoría, mientras que Jobbik, un partido abiertamente fascista, es la segunda formación del país. A su vez, en Polonia, en 2015, después de la elección del presidente Andrzej Duda, del partido ultraconservador Ley y Justicia, la primera etapa del gobierno polaco fue vetar una nueva ley de identidad de género que había sido ya aprobada por el Parlamento polaco, y que definitivamente quedó arrinconada.
De este modo, los dos países se han convertido en la punta de lanza contra los derechos LGTB en Europa. Y el veto a la declaración de la UE fue muy lamentable, y ha dejado claro que la UE no debe ser rehén de estos dos países y vio obligada a aceptar las normas de no discriminación.
La homofobia es un fenómeno extraordinariamente complejo. En muchas sociedades prevalece todavía la visión de la heterosexualidad como la “normalidad”, negando la realidad de la homosexualidad. Pero existe otra opinión a este problema.
Por ejemplo, hay países como España, donde la tolerancia para los individuos LGTB es muy superior a muchos otros. El 30 de junio del año 2005 España se convirtió en uno de los pocos países del mundo en los que el matrimonio entre personas del mismo sexo era legal y con las mismas condiciones que cualquier otro tipo de unión entre dos individuos, además de ser el primer país latino que otorgaba los mismos derechos a las personas LGTB.
Pese a ello, no hay que olvidar que existen otros territorios, en los que no es solo que el matrimonio no sea legal, sino que además la homosexualidad está perseguida por ley. Esto conlleva multitud de riesgos para las personas LGTB; riesgos que se deben tener en cuenta si uno piensa viajar a estos países si se pertenece al colectivo.
Esperemos que no sea demasiado tarde, y Varsovia y Budapest no nos lleven al pasado, donde existen los campos de concentración para la comunidad LGTB.
No quiero que el problema de los derechos de los homosexuales ponga en peligro la unidad de la UE.

Los derechistas que no tienen siempre razón

La Unión Europea (UE) está preparando al enfrentamiento con los partidos de derecha en las próximas elecciones en mayo de 2019. El Parlamento Europeo puso fin a la financión de dos fuerzas políticas ultranacionalistas debido a que no habían logrado demostrar que cumplieran todos los criterios, en particular, la presencia real en al menos 7 países de la UE: el partido político europeo de extrema derecha Alianza por la Paz y la Libertad (ADF, por sus siglas en inglés) y la Alianza Europea de Movimientos Nacionales (AEMN). La presidente de la última, Béla Kovács, siendo la diputada del Parlamento Europeo, fue sospechosa de haber espiado para Rusia. El presidente de la Alianza por la Paz es Roberto Fiore, político italiano de extrema derecha; su vicepresidente es Nick Griffin, un político británico de ideología nacionalista.
Estas dos agrupaciones no afectaban gravemente a la situación política en Europa. Sin embargo, hoy en día los representantes de las élites gobernantes en muchos países europeos temen la competencia con los representantes de los partidos de derecha en las elecciones comunitarias en mayo próximo. The Guardian les pidió a los demócratas europeos que impidieran la toma del poder por los derechistas.
Tal vez, sea tarde. Actualmente los partidos de nacionalistas de derecha han reforzado sus posiciones en tales países, como Italia, Austria, Alemania, Francia, Hungría y Suecia. El partido antiinmigración Alternativa para Alemania, Frente Nacional de Francia, la Liga Norte italiana y Jobbik, el partido nacional de Hungría, están preparando para las elecciones parlamentarias. Los Demócratas de Suecia, un partido político de derecha populista, le obligaron a dimitir al primer ministro del país después de las elecciones al Parlamento Europeo.
Y los ciudadanos europeos votan cada vez más por estas fuerzas políticas. ¿Por qué? A pesar de todas las contradicciones entre los nacionalistas de derecha europeos, el rechazo de la inmigración masiva a sus países y la aversión a la Unión Europea les reúne a esos grupos. La agenda migratoria ha sido un componente principal del éxito de los nacionalistas en los siguientes países: Francia, Alemania, Suecia, Hungría y Austria. Los políticos nacionalistas pudieron aprovechar la situación con los flujos de refugiados de Siria y del Oriente Medio.
Otra causa del éxito de los derechistas en Europa ha sido la imposición de Bruselas de su voluntad. Entonces, el líder del partido político nacionalista de Bélgica el “Vlaams Belang”, Tom Van Grieken subrayó que los responsables europeos dieron sus órdenes a nuestra emigración, lo que significaba que los países miembros de la Unión Europea tenían poca influencia.
Es muy importante que los nacionalistas puedan convertirse en un instrumento de terceros de destrucción y radicalización de Europa. Me vienen a la mente las relaciones de Marine Le Pen con el gobierno de Rusia. Cabe señalar que a Washington le interesa mucho la política de los derechistas europeos. Recientemente el ex consejero del presidente estadounidense Donald Trump, Steve Bannon, ha visitado algunos países europeos donde se reunió con los líderes de los partidos nacionalistas. Steve no ha ocultado su objetivo – unir a los ultraderechistas en Europa para ganar las elecciones al Parlamento Europeo.
Independientemente de si los nacionalistas europeos pueden crear una fuerza influyente en el Parlamento, el proceso de la reformación de Europa ya ha comenzado. Y me parece, eso esté bien para los europeos. De otro modo, no hay que explicar los éxitos de los derechistas en las elecciones en muchos países europeos…

La situación en Italia como motivo de preocupación en la UE

El 27 de mayo el intento de formar el gobierno de coalición en Italia formado por el populista Movimiento Cinco Estrellas y el partido derechista Liga ha fracasado. El presidente de la República italiana y la coalición no han podido llegar al acuerdo sobre la candidatura del Ministro de Economía y Finanzas. Sergio Mattarella ha anunciado que nunca va a nombrar Ministro de Economía y Finanzas a Sr. Paolo Savona, el euroescéptico furioso y opositor de la participación de Italia en eurozona.
Entonces, ¿quién es Paolo Savona, quien provocó el colapso del nuevo gobierno? – Es el profesor de Economía, trabajaba en el Banco Central y en la Organización de Empleadores en Italia, fue en los Consejos de muchas grandes empresas y bancos. El hombre de 81 años tiene la experiencia política: fue el Ministro de Industria y el Jefe de Departamento de Política Pública. Pero con los años sus opiniones se han vuelto cada vez más estrictos. El candidato para el cargo del Ministro de Finanzas propuesto por los partidos antisistema italianos no es solamente el crítico del euro, sino es el nacionalista convencido y opositor de la política alemana. Los medios de comunicación se publicaron sus opiniones, y en uno de sus trabajos científicos aseguró que la canciller alemana había podido realizarse el plan de Hitler de la hegemonía alemana en Europa por medios pacíficos.
Antes Sr. Mattarella hablaba cada vez sobre la firmeza de los parámetros europeos en el futuro de Italia, y por eso no ha aceptado ver en los cargos públicos a unos hombres que conduzcan el país en otra dirección. Se resulta que la perspectiva de formar el gobierno italiano no es posible debido al posible ministro de 81 años de edad. Y ahora no es sabido quién gane y cómo este problema resuelva. En cualquier caso todo esto beneficia a la unidad de la UE.
Bruselas está vigilando con atención y temor por el proceso de formación del gobierno italiano, porque toda esta situación pueda llevar a la crisis de la eurozona. Les recuerdo que la deuda estatal italiana es 130% del PBI (Grecia es el estado con la segunda deuda pública más grande entre los países de la UE). Sin embargo, Italia ocupa el primer lugar entre los deudores de la UE, ya que es la tercera economía más grande de la zona de euro.
Teniendo en cuenta el Brexit en futuro, un descontento de Polonia y Hungría por la política de migración en la UE, la retirada de Washington del acuerdo nuclear de Irán, la guerra comercial con los Estados Unidos, nuevas sanciones y cuestiones de seguridad energética, la situación actual en Italia causaría muchos problemas en Bruselas. Además, en plena crisis política italiana el 29 de mayo en el artículo de Project Syndicate se publicaron los comentarios de Soros sobre el posible colapso de la Unión Europea. Quizás él mismo ayude creando caos en Italia. Por lo tanto, es muy posible que pronto Roma diga “ciao” a Europa como lo hizo Londres recientemente…

En lugar de #GranBretaña serán los #Balcanes …

Recientemente, el primer ministro búlgaro, Boyko Borisov, dijo que los Balcanes podrían reemplazar al Reino Unido que está saliendo de la UE. Él lo dijo, dando una conferencia en la Universidad de Economía Nacional y Mundial, Bulgaria. A su juicio, esto es real y ese tema ya ha sido aceptado para discutir.
Tal declaración es una prueba más de que las fuerzas que controlan la mayoría de los procesos en la Unión Europea pueden cambiar gradualmente. Brexit fue la razón de la división de influencia en el seno de la UE. Claro, que esto no es una noticia de última hora, pero es un tema real de razonamiento. Especialmente según el hecho de que Sofía presidirá la Unión Europea en la primera mitad de 2018.
Boyko Borisov dice que los Balcanes podrán reemplazar al Reino Unido y tal vez él ve que su país desempeñe un papel fundamental en esto. Esta declaración es laudable antes de su propio electorado. Pero como los países con las economías más débiles de Europa, incluso si están unidos por una sola idea y un objetivo, podrán reemplazar al país líder, cuya economía ocupa el sexto lugar en el mundo. Creo que esto no es realista. Gran Bretaña no puede ser reemplazada. El Reino Unido ocupó un lugar importante en la Unión Europea.
Sin embargo, tales declaraciones crean unos antecedentes para desestabilizar la situación en la UE. Se puede recordar que Bulgaria apoya la abolición de la política de “puertas abiertas”. El 21 de noviembre el presidente búlgaro Rumen Radev lo dijo durante la reunión con el presidente del Parlamento Europeo Antonio Tajani. El 5 de octubre el presidente búlgaro durante su estancia en Polonia apoyó la política de Varsovia respecto a la renuncia de acogida de refugiados de acuerdo con cuotas. Los líderes búlgaros consideran que es necesario apoyar el desarrollo de esfuerzos para mejorar las condiciones de vida en los países de África y Medio Oriente. Por lo tanto, en vísperas de su presidencia europea, Bulgaria coincide con los estados que se negaron a implementar las decisiones de la dirección de la UE sobre la distribución de refugiados (Polonia, Hungría, la República Checa, etc.).
Cabe suponer que tal situación sea beneficial para Polonia. Varsovia ha intentado de hacerse un líder durante mucho tiempo y necesita unos aliados para promover sus ideas. Y una actitud agresiva de Polonia hacia sus asociados europeos no es de sorprender. Y las reuniones búlgaro-polacas muestran que existe un acuerdo sobre los problemas actuales entre países. Tal vez, Hungría se una a estos dos países. La posición del gobierno húngaro es contraria a la opinión de Bruselas sobre muchos problemas. Y no vamos a olvidar de aquellos con quienes hemos empezado – los Balcanes. Los países de esta región se sienten a menudo abusados por no escucharles. Todos estos estados tienen sus ambiciones y deseos, cuyo logro puede tener consecuencias negativas para la Unión Europea.