Doble moral de Alemania

La Copa Mundial 2018 ha acabado ya, pero los ex campeones del mundo no pueden dar por perdida y buscan justificaciones.

Este domingo el jugador alemán del Arsenal inglés, Mesut Özil, anunció que abandonaba la selección alemana de fútbol. El futbolista explicó su decisión por haber recibido una discriminación racista por parte de la Federación Alemana de Fútbol (DFB).

Özil, que tiene raíces turcas, ha dicho en su comunicado publicado en Twitter en el que lamenta que el presidente de la DFB, Reinhard Grindel, le cargase los malos resultados de Alemania en el Mundial: “Ya no seré el chivo expiatorio de su incompetencia”

Resulta que la razón radica en lo siguiente. En mayo el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan estaba en una visita de trabajo a Gran Bretaña, donde se reunió con Özil (del Arsenal) y Ilkay Gundogan (del Manchester City). Ambos futbolistas de la selección alemana son de origen turco. Más tarde, el presidente de la Federación R. Grindel, criticó a los deportistas por este encuentro y cuestionó la adherencia de ellos a los valores democráticos de Alemania.

“Con mucho dolor y después de muchas consideraciones sobre lo acontecido, no seguiré jugando para la selección alemana mientras tenga este sentimiento de racismo e irrespeto”, señaló Mesut Özil en un largo comunicado publicado en Twitter.

Además, el Jefe del Teatro Alemán, Werner Steer,  me dijo que “fuera a Anatolia”, un lugar en Turquía donde viven muchos inmigrantes. Un fan alemán le dijo a Özil después del partido con Suecia lo siguiente: “Anda a bacarte, mierda turca. Sal de aquí, cerdo turco”.

Es decir, resulta que cuando el equipo alemán ganó la Copa del Mundo en 2014, todos estaban encantados con el excelente juego de Mesut Özil y lo consideraban como “suyo”, pero cuando la selección pierde, no le aceptan en la sociedad alemana y le perciben como inmigrante.

Y ahora, el país más grande de la Unión Europea, que a su vez se inundó a Europa con los musulmanes, se relaciona con un jugador del equipo nacional de Alemania como a “otro”, creyendo que no es alemán … Todo esto sólo conduce a algunas reflexiones que ese doble rasero de Alemania sólo puede empeorar tan difícil situación en Europa.

 

 

El boicot al Mundial de fútbol de Rusia ha llegado a su fin

En una entrevista con los medios nacionales la Ministra de Asuntos Exteriores de Suecia, Margot Wallström, ha declarado que Estocolmo se niega a boicotear el Mundial 2018 debido a los éxitos de la selección sueca. Los miembros del gobierno sueco se proponen visitar los octavos del final del Mundial que se celebrarán el 3 de julio en San Petersburgo entre Suecia y Suiza. Antes Estocolmo ha apoyado formalmente la propuesta del Reino Unido de boicotear el Mundial en Rusia por parte de los oficiales respecto al envenenamiento de los Scripal. Los representantes de Australia, Islandia, Polonia y Lituania estuvieron de acuerdo con esa decisión.
Sin embargo, la solidaridad en este asunto ha desaparecido rápidamente. En su defensa Margot Wallström dijo que el boicot se había aplicado solamente en el partido de apertura del Mundial. Y ahora el liderazgo sueco cree que es muy importante apoyar al equipo sueco, y esta decisión fue aprobada tras consultar con unos colegas de Dinamarca. Por cierto, el Ministro danés de Cultura ya visitó el partido de su equipo con Croacia en Nizhny Novgorod este domingo. La presidente croata, Kolinda Grabar-Kitarović, le hizo la compañía.
Los suecos no tienen que hacer un largo viaje porque su partido se celebrará en la ciudad natal del presidente ruso, Vladimir Putin, quién está destruyendo la integridad y seguridad de Europa. Pero a veces cuando es necesario, Europa se lo olvida. Quizás, la residencia de la delegación sueca esté pagada con cargo al país anfitrión.
Y si la participación de la selección sueca en los octavos ya es un éxito, entonces ¿hasta qué etapa la selección inglesa deba llegar para que su gobierno arribe a Moscú?. ¡Vamos a imaginar…! Las selecciones de Gran Bretaña y Rusia se reunen en la semifinal. Imaginemos que esto ocurra y el presidente ruso le dé órdenes a su selección nacional a perder ese partido. Es muy real, teniendo en cuenta el nivel de autoritarismo en Rusia. Y los británicos que se consideran tradicionalmente como los fundadores del fútbol y que se convirtieron en campeones mundiales solo una vez en 1966, están a un paso del triunfo. Pero ¿dónde?… En el territorio del Estado cuyo liderazgo fue criticado muchas veces por los funcionarios de más alto rango de Londres, y los medios británicos están llenos de artículos sobre el racismo y los matones rusos del fútbol. Pero tal vez tengan que ir. Cabe suponer que el propio Boris Johnson o Theresa May vayan a Moscú, olvidando de su boicot. De hecho, la selección inglesa ganó el campeonato del mundo en 1966 con ayuda de los rusos. Tófik Bajrámov, juez de línea, que concedió el gol anotado con trampa, representó la URSS.
Todo esto vuelve a recordar a los europeos un colapso gradual de la firmeza europea, la unidad y la existencia de dobles raseros. Cuando los políticos necesiten algo, podrán convertir cualquier declaración y acción a su favor.
P.D. Si Dinamarca hubiera derrotado a Croacia y pasado a jugar con Rusia, el problema con Nord Stream-2 habría sido resuelto…

Rosas para el equipo alemán de fútbol

Muy pronto todos seremos testigos de un gran evento deportivo: la Copa Mundial de Fútbol Rusia 2018. Al recordar la Olimpiada en la ciudad rusa de Sochi, no hay dudas que todo ocurrirá con el mayor éxito. Los petrodólares permiten a los rusos hacer un show memorable con un alto nivel de confort para los invitados y participantes. Volviendo a los Juegos Olímpicos en Sochi, cabe recordar que muchos deportistas en las villas olímpicas aprovecharon la oportunidad para curar sus dientes absolutamente gratis. No será peor en la Copa Mundial.
Y ahora nadie se acuerda de que el Campeonato Mundial se celebrará en el país que recientemente se ha anexionado una parte del Estado vecino y ha apoyado activamente a los separatistas. Solo unas pocas publicaciones europeas recuerdan que sus futbolistas jugarán en el país en el que el programa de dopaje fue desarrollado a nivel estatal y cubierto por servicios especiales.
Todo está olvidado. Todo se convierte en historia. Y alguien con una sonrisa recibe un ramo de rosas. ¿Por qué está pasando todo esto? Por mucho que nos opongamos a ello, los intereses financieros y económicos de los países individuales de la UE, que se consideran superiores a los demás, prevalecen sobre los valores democráticos, los compromisos de la Alianza y el apoyo a los necesitados.

Continue reading “Rosas para el equipo alemán de fútbol”