Italia está en la misma fila con Turquía y Corea del Norte

El 19 de mayo el Ministerio del Interior de Italia ha prometido aprobar un nuevo decreto sobre inmigración, que prevé cerrar oficialmente los puertos italianos para los barcos que rescaten inmigrantes en el Mediterráneo y desembarquen en Italia. Salvini quiere favorecer las repatriaciones y les multar con hasta 50.000 euros. Y aunque estas medidas violan los derechos humanos que figuran en la Convención de las Naciones Unidas, Salvini ya ha dicho que su decreto nadie lo va a parar.
Así, a pesar de todos los intentos de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos de pedir a Italia que cancele esa ley y declarar que esta iniciativa“representa otro intento político de criminalizar a los actores humanitarios que prestan servicios de salvamento que son indispensables para proteger la vida y la dignidad de los seres humanos”, el ministro del Interior italiano Matteo Salvini ha prometido el decreto antes de las elecciones europeas de esta semana. En su defensa, el gobierno italiano ha declarado que Turquía y Corea del Norte también están castigando a aquellos que violen las fronteras, pero Italia solo tiene multas en su código legal que han sido actualizadas.
“La ONU debería esforzarse por la situación humanitaria de emergencia en Venezuela, y no en la campaña electoral en Italia”, dijo el Ministerio del Interior italiano en respuesta a los reclamos de los representantes de las Naciones Unidas.
Les recuerdo que en las elecciones europeas los partidos nacionalistas y opuestos a la inmigración esperan aumentar de forma considerable su presencia en el Parlamento Europeo. Por ejemplo, la popularidad de la Liga de Salvini ha aumentado notablemente gracias a su política antiinmigrante que la trataba de imponer a otros países. Así, días atrás, en Milán, Salvini encabezó un acto de campaña con representantes de la ultraderecha de la región, que en el Parlamento Europeo integran una misma bancada, Europa de las Naciones y las Libertades. Junto con una decena de dirigentes, entre ellos la francesa Marine Le Pen y el holandés Geert Wilder, el líder italiano les prometió a los votantes: “Si hacen que seamos el primer partido en Europa, la política antiinmigrantes la llevamos a toda Europa y aquí no entra uno más”. Wilders afirmó: “Necesitamos más Salvinis en Europa”.
El líder de la Liga es un político más escandaloso en Europa en los asuntos de la inmigración. Los representantes discutieron con Francia y la Comisión Europea sobre muchos asuntos e ignoraron repetidas veces las demandas de Bruselas en los asuntos de presupuesto e inmigración. Pero nunca cambia nada.
Cabe señalar que el proyecto de Salvini de multar a rescatistas de inmigrantes plantea un alto riesgo de la inundación de los barcos y la muerte de las personas durante un peligroso cruce a través del Mediterráneo. Además, las políticas migratorias restrictivas aumentan la vulnerabilidad de los migrantes y da lugar a la trata de personas. A pesar de esto, Salvini, que está tratando de obtener el apoyo de los votantes en la víspera de las elecciones europeas y que es un radical con los inmigrantes, quiere que se adopte su proyecto de ley de seguridad contra los inmigrantes a pesar de los derechos humanos internacionales y la decisión de la ONU. Todo esto nos muestra una vez más las serias contradicciones dentro de Europa, en las que la situación ha sido inestable últimamente.

Ultraderechas se unen para ganar las elecciones al Parlamento Europeo

Las elecciones al Parlamento Europeo de 2019 tendrán lugar en la Unión Europea entre el 23 y el 26 de mayo de 2019. Por consiguiente, se ha registrado el auge de los partidos ultraderechas y populistas en las redes sociales de Twitter, Facebook, YouTube, Instagram. Según un análisis de Alto Data Analytics, los partidos de extrema derecha, entre ellos Vox y Alternativa para Alemania, han sido las protagonistas de los debates en las redes. Los discursos de estas formaciones se centraron en ataques contra las élites gobernantes, y además, agitaron los sentimientos antiinmigrantes, islamófobas y antisemitas.
Pero no es todo. Con miras a las elecciones de mayo, se informó que los líderes de extrema derecha se habían reunido en Milán con el objetivo de formar una alianza para manipular las elecciones. Entonces, a principios de abril el primer ministro italiano y líder de la extrema derecha la Liga Norte, Matteo Salvini, les convocó a los partidos populistas europeos para construir un bloque cuya gran ambición es “convertirse en el primer partido en Europa”.
Al líder de la Liga solamente lo acompañaron Joerg Meuthen (Alternativa para Alemania), Olli Kotro (Verdaderos Finlandeses) y Anders Vistisen (Partido Popular Danés). Salvini, que recientemente prometió que 20 partidos populistas de diferentes países asistirían a la cumbre de ayer de Milán, justificó así las ausencias: «Hoy hablo en nombre de todos los partidos, la gran cita de todos ellos será el 18 de mayo en Milán», que servirá de cierre de la campaña de las elecciones europeas.
Marine Le Pen, líder del Frente Nacional, no asistió a esta cita. Es probable, que antes ya hayan llegado a un acuerdo durante su reunión bilateral con Salvini. Ambos políticos presentan un frente unido durante mucho tiempo, comparten la misma aversión al euro, inmigrantes, religión islámica, globalización , Bruselas y los matrimonios gay.
La expresión “Votar por mí, es votar por ella”, uno de los afiches de La Liga, dice mucho sobre sus posiciones comunes.
Sin embargo, el alemán Joerg Meuthen de Alternativa para Alemania, acudió la cita y declaró que su objetivo común fue el de “vencer para cambiar Europa”.
Después de tales declaraciones, cabe suponer que las señales del inminente colapso por toda la Europa sean evidentes. Y eso pueda ser confirmado este domingo, el 28 de abril, en las elecciones generales en España, donde Vox se convierta en el primer partido de extrema derecha que obtenga escaños en el Parlamento desde finales de la era Franco.
Asimismo, cabe señalar que Steve Bannon, el ex consejero de Trump, ha participado en la promoción de los ultraderechas al Parlamento Europeo. Se fue muchas veces a Europa con el objetivo de celebrar reuniones oficiosas con los líderes de los partidos populistas. Su objetivo es aunar los esfuerzos y, como resultado, obtener la mayor cantidad posible de escaños en el Parlamento Europeo en las elecciones europeas. Por esta razón, hace 2 años fundó la plataforma transnacional denominada The Movement que promueve las formaciones de la extrema derecha de los distintos países en toda Europa.
En cuanto a España, en particular sobre Vox, Bannon cree que este partido es un vivo ejemplo de que nada es imposible, y que es fácil empezar a jugar un papel importante en el país “de cero”. Incluso declaró que admiraba al partido Vox y confía que fuera capaz de lograr altos resultados no solo en las elecciones generales en España, sino también en las futuras elecciones al Parlamento. Veremos, las elecciones generales se celebrarán en España en unos días, después de las cuales podemos entender, si Bannon estuvo financiado el partido de extrema derecha Vox, o aún hace más hincapié en tales partidos de extrema derecha, como Alternativa para Alemania, La Liga Norte de Italia o Frente Nacional de Francia.
Sin embargo, aunque últimamente los partidos de extrema derecha han sido muy populares en muchos países de Europa, nada garantiza que ganen las elecciones al Parlamento europeo. Pero la situación merece mucha atención…

Los “chalecos amarillos”: de las protestas al crimen y los populistas de derecha

Las protestas en Francia continúan atrayendo la atención de todo el mundo. Y parece que nadie esté sorprendido a las explosiones en una panadería en el centro de París el 12 de enero, ya que la situación actual en el país es muy tensa.
Al menos 4 personas (entre ellos hay una ciudadana española) han muerto y casi 50 heridos por una fuerte explosión. Según las autoridades, la causa probable del suceso es una fuga de gas.
No obstante, este incidente no impidió la realización de las protestas de los “chalecos amarillos”. Detenidas 201 personas en la novena protesta del movimiento, que ha sacado a la calle a 84.000 manifestantes. El movimiento protestó por las reformas fiscales del gobierno francés, el aumento de los costos de vida y algunos incluso pidieron la renuncia del presidente francés, Emmanuel Macron. Aquella fuerte movilización tuvo lugar en vísperas del proceso de diálogo nacional que comenzaría el martes, el 15 de enero.
Las fuerzas de seguridad utilizaron gas lacrimógeno para alejar a algunos manifestantes que lanzaban rocas y otros proyectiles contra ellos. La última vez, las manifestaciones también terminaron en peleas con la policía e incluso llevaron al desarrollo del crimen en el país.
Un boxeador se enfrentó con la policía para defender a parte de los manifestantes que estaban siendo reprimidos. Christophe Dettinger, de 37 años, es un ex boxeador profesional de peso pesado conocido en el cuadrilátero como “El gitano de Massy”, una ciudad al sur de París. Fue inmediatamente detenido para ser interrogado y tendrá que responder por sus actos ante la justicia. Asimismo, en las redes sociales expresaron su apoyo al excampeón de boxeo francés, Christophe Dettinger. Más de 8.000 personas habían hecho donaciones por más de 120.000 euros en una campaña para recaudar fondos en línea, cuya vocación declarada era “apoyar a su familia y mostrarle la solidaridad del pueblo de los “chalecos amarillos”, del verdadero pueblo francés”. Pero más tarde, esta web decidió poner fin a esa operación. También se han creado numerosas páginas de Facebook tituladas “Apoyo para Christophe Dettinger”. Es muy extraño, una campaña ha recaudado dinero para apoyar al delincuente que cometió el ataque contra las fuerzas de seguridad… Y ahora el gobierno francés quiere endurecer las penas por vandalismo y manifestaciones no autorizadas.
Además, otros países expresan su apoyo a los “chalecos amarillos”. Por ejemplo, en Roma los populistas de derecha expresaron su apoyo al movimiento “chalecos amarillos” en Francia y criticaron al presidente Emmanuel Macron por gobernar contra su pueblo.
“El gobierno de Emmanuel Macron no está a la altura de las expectativas y algunas políticas implementadas son realmente peligrosas, no solo para los franceses, sino también para Europa”, dijo el viceprimer ministro Luigi Di Maio, líder del Movimiento Cinco Estrellas (M5S).
La líder de la ultraderecha francesa, Marine Le Pen, apoya no solo a los “chalecos amarillos”, sino al gobierno italiano. Anteriormente, ella apoyaba repetidamente a Matteo Salvini, llamando a sus acciones para reducir el número de los inmigrantes como un ejemplo de una política europea. Y ahora, creo, en Europa hay una amenaza de la extensión de los populistas de derecha.
Y no quisiera que este país tan importante de la Unión Europea experimentara una crisis tan grave, que al final podría llevar al crecimiento no solo de la extrema derecha en Europa, sino que al crimen y la violencia en el país.

El “Trump del Trópico” llega al poder

Hace una semana hemos sido testigos de una nueva gira hacia la derecha. Los brasileños eligieron al candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro como su nuevo presidente. El político de extrema derecha llega al poder por primera vez tras haber terminado el régimen militar en 1985.
Jair Bolsonaro es conocido por su lenguaje incendiario y su vocabulario abiertamente homófobo, misógino y racista. Por ejemplo, entre sus declaraciones podemos destacar siguientes:
“Sería incapaz de amar a un hijo homosexual. No voy a responder como un hipócrita, ante eso, prefiero que un hijo mío muera en un accidente”;
“Ella no merece ser violada, porque ella es muy mala, porque ella es muy fea, no es de mi gusto, jamás la violaría”;
“No corro el riesgo de que uno de mis hijos se enamore de una mujer negra porque fueron muy bien educados”.
Durante su campaña electoral Bolsonaro ha declarado reiteradamente que el presidente estadounidense Donald Trump es su admirador y modelo a imitar: “Soy un admirador del presidente Trump. Él quiere un Estados Unidos grande; yo quiero un Brasil grande”, – dice Bolsonaro.
De ahí Trump ha sido conocido como el Trump de los Trópicos por sus declaraciones de pocas pulgas y por la ideología similar de la extrema derecha. Pero no es todo. Steve Bannon, el exasesor de Trump y líder del Movimiento que ahora promueve el populismo de derechas en Europa, en agosto pasado se reunió en Manhattan con uno de los hijos de Bolsonaro, Eduardo, y le ofreció su ayuda durante la campaña electoral de su padre. Lo mismo hizo Trump durante su campaña electoral. Y aunque no hay pruebas de las acciones coordinadas entre los presidentes de los EEUU y Brasil, los vínculos son obvios: llegaron al poder en la ola de ultraconservadurismo…
No hay dudas, que los ultraderechistas prácticamente toman por fuerza a toda Europa: Marine Le Pen en Francia, Matteo Salvini en Italia, Viktor Orbán en Hungría, Donald Trump en los Estados Unidos… En futuro esta lista se actualizará. Entonces, según The Times, el partido ultraderechista Vox obtenga unos escaños en el Parlamento por primera vez desde la caída de la dictadura fascista del general Franco hace más de 40 años. No querría que el auge extraordinario del populismo de las fuerzas ultraderechistas llevara al colapso de la Unión Europea.
Vamos a volver a Brasil, donde la situación actual en el país deja mucho que desear. El nuevo líder de Brasil pretende crear un nuevo futuro para los brasileños: combatir el desempleo, corrupción y violación, estimular las inversiones, eliminar lo mas rápido posible el déficit público, reducir el tamaño del Estado y resolver el declive de la economía. El tiempo dirá si el ultraderechista podría resolver todas las cuestiones. Creo que mientras satisface los intereses de los Estados Unidos, no hay de qué preocuparse.
En resultado, se puede concluir que la historia de la llegada al poder de Bolsonaro es la historia de la victoria de Donald Trump, triunfo del ultraderechista Matteo Salvini y el populista Movimiento de 5 Estrellas, fortalecimiento de la posición de Marin Le Pen en Francia, y la salida del Reino Unido de la Unión Europea.
Sin mencionar la victoria de Bolsonaro no solo afectará la política de Brasil, sino que la de América Latina, donde el autoritarismo está bien establecido en Venezuela y Nicaragua y podría llegar a extenderse a Guatemala…

Continúan los escándalos en Europa por la crisis migratoria

La crisis migratoria se convierte en unas controversias entre los países de la Unión Europea.
Los días 8 y 9 de octubre en Lyon (Francia) los ministros de Interior de los 6 mayores países de la UE (G6) (Alemania, Francia, España, Italia, Gran Bretaña y Polonia) participaron en una reunión, la agenda de la cual fue la crisis migratoria. Sin duda, querría mucho resolver este problema una vez para siempre. Pero al parecer, no esta vez.
El primer día de la reunión podemos ver las tensiones entre los participantes de la cumbre. El vicepresidente del Gobierno italiano y ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, consideró el lunes que España se estuvo quedando sola en su política migratoria y se preguntó “cuánto tiempo podrá aguantar a un ritmo de llegadas de 700 inmigrantes clandestinos al día”.
Además el gobierno italiano intenta renunciar a la acogida de los refugiados y modificar los tratados de la inmigración. Matteo Salvini amenaza con cerrar los aeropuertos a los refugiados que regresan de Alemania. A pesar del tratado de Dublín que permite reenviar a los inmigrantes ilegales al país por el que entraron en la Unión Europea. Por otra parte, a mediados de septiembre el ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, dijo que se había llegado a un acuerdo con Italia para devolución de solicitantes de asilo que se encuentran en la frontera de Alemania con Italia. Pero hasta la fecha este tratado no se ha firmado y, tal vez, no se firme.
Pero aún así, Francia está tratando de convencer a Italia de abandonar su “política de puertas cerradas”. El primer ministro francés, Edouard Philippe, le alienta a Matteo Salvini a que comience a trabajando en “la posición común de la Unión Europea” al asunto de la acogida de los inmigrantes. Probablemente, esto no funcione. Ya que todos recordamos el reciente conflicto entre Salvini y la administración del presidente francés, E.Macrón. A fines de agosto, Salvini criticó duramente a Macrón, calificándolo de “hipócrita” por rechazar a los inmigrantes mientras pontifica a otras naciones sobre la política de “fronteras abiertas”. Y agregó: ¿Es esta la Europa solidaria y que acoge de la que habla Macrón y los buenistas? Antes de dar las lecciones a los demás, invitaría al hipócrita presidente francés a reabrir sus fronteras y acoger a los miles de refugiados que había prometido recibir”.
En su torno, en junio el líder francés acusó a Salvini de “cinismo e irresponsabilidad”, después de que Italia decidiera cerrar sus puertos a los barcos de rescate humanitarios en el Mediterráneo. La semana pasada el ayudante de Macrón le acusó a Salvini que éste vivía de la crisis migratoria y bloqueaba todos los intentos de elaborar una política migratoria común de la UE.
Sin embargo, no puede decirse que Salvini no tiene aliados en París. Antes de viajar a Lyon, se reunió en Roma con la jefe del Frente Nacional, Marine Le Pen, quien había llegado a la conferencia sobre el Crecimiento económico y las perspectivas sociales en Europa de las naciones. La líder francesa de los ultraderechistas decidió unirse con Salvini para ganar las elecciones al Parlamento Europeo en mayo de 2019. Juntos pretenden llevar a cabo una ” la revolución del buen sentido” en la Unión Europea.
Hay que reconocer que la crisis migratoria está lejos de resolverse en casi todos los países de Europa. Y cada día éste solamente agudiza. Diariamente miles de refugiados de Oriente Medio y África penetran en la Europa próspera en busca de la vida mejor y más cómoda. Algunos países de la Unión Europea ya están tratando de resistir activamente, construyendo las cercas altas con alambre espinoso. Sin embargo, estos obstáculos ya no pueden detener los flujos migratorios.
Y no me gustaría que la crisis migratoria estuviera fuera de control y dañara de alguna manera a la comunidad europea, y finalmente, condujera a una división de la Unión Europea…

Otra evidencia de la falta de unidad en la UE

Desde 2015 el flujo migratorio no controlado ha sido uno de los principales objetivos de la Unión Europea. Pero, por desgracia, no hay la unidad de puntos de vista dentro de la UE en resolver el problema migratorio.
Recientemente hemos sido testigos de otra violación de la ley de migración en Italia. El lunes el consejo de ministros italiano ha aprobado una seria de las medidas duras contra la migración, el llamado decreto Salvini, por el nombre del Ministro del Interior italiano y vicepresidente del Gobierno.
“Estoy feliz. Un paso adelante para hacer que Italia sea más segura. De las palabras a los hechos”, escribió Salvini en sus redes sociales.
El decreto establece que el inmigrante que pide asilo y que comete un delito grave, como por ejemplo actos de terrorismo o abuso sexual, será expulsado inmediatamente. Aunque antes esto fue precedido por un largo proceso judicial con posibilidad de apelar esta decisión.
Además, este proyecto de ley prevé el rechazo del examen de las solicitudes de la concesión de asilo presentadas por las personas acusadas en narcotráfico.
Austria, Polonia y Eslovaquia también adoptan las medidas estrictas contra los inmigrantes.
Al mismo tiempo España, Alemania y Francia lideran un frente europeo sobre inmigración y tratan de resolver este gran problema, basándose en los valores democráticos. Hace unos días España y Francia acogieron a los inmigrantes rescatados por el Aquarius en el Mediterráneo. Esto es un claro ejemplo de que estos países desean alcanzar una “solución europea integrada, estable y permanente” en cuestiones migratorias.
Por desgracia, hoy en día los países de la Unión Europea están lejos de encontrar una solución convenida de la crisis migratoria. Durante mucho tiempo los jefes de los estados europeos trataron de llegar a una avenencia sobre la cuestión migratoria pero no pudieron hacerlo. Creo que Europa debe elaborar una política migratoria común, ya que no todos los países participantes de la UE acuerdan aceptar al número proporcional de los inmigrantes, socavando así el principio de unidad europea. Como resultado, el futuro de la Unión Europea está en peligro.
En segundo lugar, la ausencia de unidad genera incertidumbre. Esto, a su vez, ha suscitado inquietudes entre la población europea y ha abierto el camino al populismo.

Los ciudadanos de la Unión Europea están preocupados mucho por lo que los recién llegados puedan subir los índices de criminalidad y desempleo en Europa, destruir la cohesión social, y entonces Europa nunca volverá a la época de prosperidad.

Italy: Soros is involved in the migration crisis of Europe

It is not the first time we hear that it was the US billionaire George Soros is involved in creating a migration crisis in Europe.

And nowadays, this crisis has reached such proportions that the Italian authorities have decided to strengthen external borders to reduce the flow of illegal migrants from Africa to Italy and the EU.
So, the other day the Italian Minister of the Interior, Matteo Salvini, suggested that George Soros was involved in creating migration chaos in Europe, in particular in Italy.

According to him, the US billionaire “supports non-governmental organizations dealing with the delivery of illegal migrants from Libyan territorial waters to Italy, and wants to turn Italy and the rest of Europe into a refugee camp. Because he likes slaves”.

Let me remind you that earlier the Hungarian government also accused the American business magnate of Hungarian origin of the desire to “flood” Europe with refugees.
Unfortunately, the financing of the migration crisis in the EU continues. Today in the countries of Africa there is an extremely unstable situation, and the US billionaire will try to cynically use it as a further impetus to increase the migration flow to the countries of the European Union and Italy, in particular.

By 2050, it is expected that the population of African countries will exceed 2.5 billion, and most of these people will live in slums. That means that the number of refugees in the EU countries will only increase … and if the states do not take radical measures, all these actions of George Soros will only lead to the collapse of the European Union.

 Obviously, the topic of migration is one of the main problems of Europe, and apparently, one of those that is very far from a solution …

Italia: Soros está detrás de la crisis de los inmigrantes en Europa

No es la primera vez que apunta al millonario estadounidense George Soros como el culpable de crear el caos migratorio en toda Europa.

Y hoy en día, esta crisis está alcanzando tales proporciones que el gobierno italiano ha decidido intensificar los controles en las fronteras externas para reducir el flujo de los inmigrantes ilegales de África a Italia y la Unión Europea.

Así, hace unos días, Matteo Salvini, ministro del Interior de Italia, ha expresado a la 7TV una hipótesis que el millonario George Soros está creando el caos en toda Europa, en particular, en Italia. Según sus palabras, multimillonario americano presta su apoyo a las ONGs que patrullan las costas de Libia con sus barcos para recoger inmigrantes a Italia. Además, Soros “quiere convertir Italia y el resto de Europa en un enorme campo de refugiados porque le gustan los esclavos”.

Les recuerdo que el gobierno húngaro también tiene un conflicto abierto con George Soros, al que acusa de querer “inundar” Europa de inmigrantes.

Por desgracia, la financiación de la crisis migratoria en la UE continúa. Hoy, en los países de África la situación es extremadamente inestable, y el multimillonario estadounidense intentará usarlo como un nuevo impulso para aumentar el flujo migratorio a los países de la Unión Europea e Italia, en particular. Se espera que para 2050 la población de África supere los 2.500 millones, y la mayoría de estas personas vivirá en barrios de tugurios. Esto significa que un mayor número de refugiados se volverá a los países de la UE…y si los estados no toman medidas radicales, las acciones de George Soros solo llevarán al colapso de la Unión Europea.

Es evidente que el tema de la inmigración es una de las preocupaciones centrales de los países europeos y uno que está todavía muy lejos de haber sido resuelto.

Who should take refugees in Europe?

The number of illegal refugees seeking to enter the EU countries is growing every day, but, unfortunately, the number of EU countries refusing to accept migrants is growing with it. Let me remind you that the new Minister of the Interior of Italy Matteo Salvini refused to accept the vessel with illegal migrants (629 people), thus provoking a violent reaction to the EU. Fortunately, two days later Spain decided to accept these people on board in Valencia.
Europe is going through the most serious migration crisis, caused by a number of armed conflicts and economic problems in the countries of Africa and the Middle East. And so far, one of the main problems remains unresolved: Who should save and host the migrants who have suffered the disaster?
It turns out that according to the UN Convention on the Law of the Sea, the captains of vessels should assist people at risk at sea. But what should happen after people are saved, and how this should be solved from a legal point of view, is not clearly stated in the document. So, no country is obliged to give permission to land on its shore to people on board a vessel that has been wrecked.
Most likely, Salvini’s decision will give a new impetus to the reform of the European asylum system. One of the compromise solutions may be an agreement to show solidarity with countries along the borders of the EU and share a burden of responsibility with Italy, Greece or Bulgaria. But how this will happen, the EU member states themselves must decide. In 2016, the European Commission has already made a number of proposals. So far none of them have been realized …
I hope that this time Europe will still be able to find a compromise – and right-wing populists who came to power in some EU countries will not be able to prevent it. After all, even the Hungarian Prime Minister Viktor Orban, who opposes the adoption of refugees by Europe, agreed to consider financial support.
While the EU countries are discussing the adoption and distribution of refugees, migrants are changing their usual routes. And nowadays the popular place is Spain. Here in recent months there has been an increased flow of migrants trying to get to Europe via the Mediterranean. In this situation, the proposal of the Spanish government to take in Valencia people who are aboard the vessel MS Aquarius was a nice gesture. But not all are going to follow the example of Spain.
I think that many are concerned about the decision of the Italian authorities on Aquarius. Since they clearly run counter to international norms and risk creating a dangerous situation for all countries. Therefore, it is time to regulate the standards for granting asylum and to ensure that all EU countries take part in this.

 

¿Quién debe recibir a refugiados en Europa?

El número de los refugiados ilegales en países de la UE está creciendo todos los días, pero, por desgracia, el número de estados miembros de la UE que se niegan a recibir a los migrantes está también aumentando. Les recuerdo que el nuevo ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini se negó el desembarco del buque Aquarius con 629 migrantes a bordo, lo que provocó una fuerte reacción de la UE. Afortunadamente, después de dos días España se ofreció a recibir al barco en el puerto de Valencia.
Europa está sufriendo la crisis más grave causado por la migración, y una serie de conflictos armados y los problemas económicos en África y Oriente Medio. Y hasta ahora, uno de los principales problemas sigue sin solución: ¿quién debe salvar y alojar a los migrantes que han sufrido el desastre?
Resulta que, de acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, los capitanes de los buques deben ayudar a las personas en peligro en el mar. Pero lo que debe suceder después de que las personas se salvan, y cómo esto debe resolverse desde un punto de vista legal, no está claramente establecido en este documento. Por lo tanto, ningún país está obligado a dar permiso para desembarcar en sus costas a las personas a bordo de un buque que ha naufragado.
Lo más probable es que la decisión de Salvini dé un nuevo impulso a la reforma del sistema de asilo europeo. Una solución de compromiso podría ser un acuerdo sobre la manera de mostrar su solidaridad con los países a lo largo de las fronteras de la UE, y para compartir sus responsabilidades de Italia, Grecia o Bulgaria. Pero los estados miembros de la UE deben decidir cuándo y cómo lo sucederá. En 2016 la Comisión Europea ya hizo una serie de propuestas, pero hasta ahora ninguno de ellos se lo ha realizado …
Espero que esta vez Europa sea capaz de encontrar un compromiso y unos populistas de derecha llegados al poder en algunos países de la UE no impidan. Después de todo, incluso el primer ministro húngaro, Viktor Orban, que se opone a la adopción de refugiados por parte de Europa, acordó examinar el asunto de apoyo financiero.
Mientras los países de la UE discuten sobre la adopción y distribución de refugiados, los migrantes están cambiando sus rutas habituales. Y recientemente el lugar popular es España. Aquí en los últimos meses ha habido un mayor flujo de inmigrantes que intentan llegar a Europa a través del Mediterráneo. En esta situación, la propuesta del gobierno español de tomar en Valencia a las personas que están a bordo del barco MS Aquarius fue gran gesto. Pero no todos los países intentan seguir el ejemplo de España.
Creo que a todos les preocupa la decisión de las autoridades italianas sobre el barco Aquaris. Dado que claramente van en contra de las normas internacionales y corren el riesgo de crear una situación peligrosa para todos los países. Por lo tanto, es hora de regular las normas para la concesión de asilo y garantizar que todos los países de la UE participen en esto.